Despliega el menú
Economía

El mercado de alquiler de oficinas crece un 66% en Zaragoza y marca un récord en 2018

En la capital aragonesa se contrataron 28.500 metros cuadrados, según CBRE

Interior del Edificio Náyade en Plaza.
Interior del Edificio Náyade en Plaza.
CBRE

El mercado de alquiler de oficinas siguió recuperándose en 2018. El sector aún no registra el crecimiento de Madrid y Barcelona, donde ya se ha empezado a construir para compensar la falta de oferta, pero la absorción de los espacios existentes va a buen ritmo, según algunos agentes del sector. El año pasado se ocuparon 28.500 metros cuadrados en Zaragoza, lo que supuso un 66% más que el año anterior. El ritmo de absorción ya es similar al que se producía antes de la crisis, según los datos recopilados por CBRE. El mercado está «mejor imposible», asegura Miguel Ángel Gómez, responsable de la oficina de Zaragoza de la citada consultora inmobiliaria. Desde la firma ya contaban desde el tercer trimestre con la previsión de rozar los 30.000 metros cuadrados de alquileres firmados el año pasado. Aunque la cifra final se ha quedado por debajo, consideran que es un buen dato de cierre de ejercicio.

El mercado zaragozano está formado por alrededor de un millón de metros cuadrados de oficinas, de los que pese al incremento de operaciones el pasado año, todavía hay 158.860 metros disponibles. El mayor número de oficinas libres se encuentra en los polígonos industriales, con un 54% de los alrededor de 129.500 metros cuadrados que forman el ‘stock’ de estas zonas del extrarradio de la ciudad.

El centro suele ser la primera preferencia de muchas compañías, donde existe un 14% disponible de los cerca de 200.000 metros cuadrados y un 10% más de los 349.000 metros del área central secundaria. Sin embargo, «no hay oferta para oficinas grandes» o no están modernizadas o tienen problemas de aparcamiento, enumera Gómez. La diferencia de precios también es importante, ya que va desde los 5-6 euros por metro cuadrado al mes en un polígono a los 8-12 del centro.

El 40%, en Ranillas

En la práctica, el 85% de las empresas que buscaban espacio el año pasado terminaron instalándose en las llamadas nuevas zonas de negocio, una tendencia que se da desde 2017. Se trata de ubicaciones fuera del área central de la capital, pero sin salir al extrarradio. La consultora incluye en ellas los antiguos pabellones de la Expo (Parque Empresarial Dinamiza), el World Trade Center del Actur y Torre Aragonia y el Centro Empresarial Aragón (CEA) en La Romareda. En esta última zona se firmó la operación más importante de 2018, con el alquiler a Hiberus de 6.000 metros cuadrados en una antigua sede de CAI (ahora Ibercaja). Las tres siguientes del ranquin, que suman 7.600 metros cuadrados, optaron por Expo Zaragoza Empresarial. Esta última cerró un ejercicio que calificó de «histórico» con la comercialización de 11.300 metros cuadrados que rondan el 40% del total de operaciones en la capital. La sociedad pública que gestiona el recinto Expo suma 110.000 metros ocupados, el 82% del espacio, según su último balance. Actualmente hay 52 empresas instaladas o pendientes de instalarse ya que en algunos pabellones tienen que llevarse a cabo obras de adecuación. Del total, 36 compañías son privadas y 16, públicas. Entre los nuevos inquilinos está prevista la llegada de la segunda operación más importante del año, el grupo de formación andaluz Coremsa, que ha arrendado 3.500 metros cuadrados.

También tiene previsto crecer en los pabellones de la Expo la fundación Circe, que ha alquilado 2.100 metros cuadrados, y la empresa aragonesa de formación Océano Atlántico, que ya imparte sus cursos en los 2.000 metros cuadrados arrendados.

En la lista de empresas que han elegido la Expo figuran compañías aragonesas que han trasladado allí sus oficinas como Ideconsa, Barrabés, Grupo Titanes o el centro de formación Zaragoza Logistics Center (ZLC). Este último inauguró oficialmente sus nuevas instalaciones el pasado viernes, durante la celebración de su aniversario. El instituto de investigación está promovido por el Gobierno de Aragón en colaboración con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y adscrito a la Universidad de Zaragoza. Se ha trasladado desde su sede en Plaza, en el edificio Náyade.

El edificio Náyade apuesta por el 'wellness'

Wi-fi gratuita, zona de ocio, parking de bicis, recarga de coches eléctricos, gimnasio y área de ‘coworking’ son algunos de los servicios que ofrecerá en este primer trimestre uno de los edificios de oficinas que trata de reinventarse en Plaza. El edificio Náyade quiere salir al mercado con su mejor cara para captar inquilinos en un momento con buenos datos en el sector.

El emblemático inmueble de unos 12.000 metros cuadrados, inaugurado en 2009, tiene alrededor del 75% del espacio libre. Su primer inquilino, el Zaragoza Logistics Center (ZLC), se ha trasladado recientemente a la Expo. Dividido en varias zonas, con un enorme hall, permite alquilar desde puestos de trabajo compartido a plantas completas de unos 500 metros. Tras la quiebra de sus promotores, el inmueble es propiedad de Bantierra desde 2014. La caja rural aragonesa afronta ahora su modernización en cuanto a servicios para los posibles inquilinos de la mano de la consultora inmobiliaria CBRE. Esta última confía en el potencial de los polígonos –ahora las zonas con más oficinas libres–, porque cada vez hay menos espacio en las más céntricas y es una tendencia en las grandes capitales.

El objetivo es «darle la vuelta» al edificio para «dar más relevancia al empleado», explica José Javier Anadón, director de Comercialización de Activos Inmobiliarios de la caja rural aragonesa. Por ello se trabaja en «cuidar al empleado» bajo la filosofía del ‘wellness’ o bienestar, añade CBRE. Esto supone desde incluir un espacio para comer, sala de ocio y descanso con sofás a otra diáfana con aparatos de gimnasia y duchas. Y se estudia desarrollar una aplicación del edificio que permita desde reservar salas a compartir coche para ir a trabajar. Y una zona de ‘coworking’, para juntas y diez despachos para alquilar.

Etiquetas
Comentarios