Despliega el menú
Economía

Un cambio de criterio en la aplicación de los moscosos causa quejas entre funcionarios

Según publica Lainformacion.com, el sindicato mayoritario dice que supone un "recorte en sus derechos" el cambio que impide disfrutar de todos los días por asuntos propios si no se ha estado en servicio activo todo el año.

Meritxell Batet, ministra de Política Territorial y Función Pública, durante una sesión de control en el Congreso.
Meritxell Batet, ministra de Política Territorial y Función Pública, durante una sesión de control en el Congreso.
Efe

Un cambio de criterio en la aplicación de los días de asuntos propios de los funcionarios, popularmente conocidos como moscosos, está ocasionando revuelo en este sector. Así, el Ministerio de Política Territorial y Función Pública que dirige Meritxell Batet ha decidido limitar la utilización de los días por asuntos propios al personal que no haya estado los doce meses del año en activo, según publica este lunes Lainformacion.com

El sindicato CSIF - mayoritario en el ámbito de la Administración General del Estado - ha acusado al Ministerio de "recortar los derechos de los funcionarios"  al cambiar al margen del diálogo social el criterio en la aplicación de los moscosos a quienes no han estado el año entero en activo.

La decisión, adoptada el pasado 14 de diciembre por la Comisión Superior de Personal de la Administración General del Estado al margen del diálogo social, modificó el criterio que se venía aplicando desde el año 2008 para el disfrute de los días de asuntos propios de los empleados públicos.

Este criterio que viene aplicándose desde hace diez años es el siguiente: seis días para asuntos particulares, más dos días extra al cumplir seis trienios en la Administración, más un día extra adicional por cada trienio cumplido a partir del octavo.

Según el nuevo critero, si un empleado público no ha estado todo el año en situación de servicio activo, los moscosos a que tenga derecho se ponderarán en función del tiempo que haya estado en 'servicio activo'.

Desde CSIF se argumenta que la medida discrimina a colectivos como los funcionarios de nuevo acceso o los que están a punto de jubilarse, ya que condiciona los días de asuntos propios de los que pueden disfrutar en función del momento en que se incorporen o en el que decidan abandonar el servicio activo.

Recuerdan, además, la existencia de un criterio asentado y publicado por parte de Función Pública según el cual aunque el disfrute de las vacaciones debe ser proporcional, los días de libre disposición se disfrutarán en su totalidad.

Estos días de asuntos propios deben su nombre al ministro de la Presidencia que los puso en marcha, en 1983, Javier Moscoso, en el primer Gobierno socialista de Felipe González.

Etiquetas
Comentarios