Despliega el menú
Economía

Aragón controlará solo con satélites la tierra declarada en la PAC por pequeños agricultores

En esta campaña de solicitud de ayudas se inicia el uso de tecnologías que sustituirán a la visitas presenciales al terreno.

Un agricultor, en plena cosecha
Un agricultor, en plena cosecha
J. L. H.

La nueva campaña de solicitudes de la PAC llega este año con una novedad. Los controles que la administración realiza para verificar que la superficie declarada se ajusta a la realidad ya no se harán de manera tradicional, es decir, sobre el terreno. Ahora se utilizarán tecnologías que permitirán monitorizar las parcelas utilizando las imágenes (periódicas y sistemáticas) recogidas por los satélites Sentinel del programa Copernicus, el programa de observación de la Tierra más ambicioso de la historia, diseñado para proporcionar información precisa, actualizada y de fácil acceso, como lo define sus impulsores, la Comisión Europea y la Agencia Espacial Europea.

Eso sí, este sistema se aplicará en todo el ámbito de la Comunidad aragonesa, pero no afectará, de momento, a todos sus perceptores. El director general de Producción Agraria del Gobierno de Aragón, José María Salamero, matizó este viernes que esta monitorización se aplicará en este 2019 solo a aquellos que están incluidos en el régimen de pequeños agricultores. Se trata de perceptores, recordó Salamero, que cobran menos de 1.250 euros en ayudas, que están exentos del ‘greening’ y no están sujetos a la condicionalidad (ambas exigencias relacionadas con el respeto medioambiental), pero tienen que declarar la superficie con exactitud.

Dicho en cifras, este nuevo modelo de control afectará a unos 5.800 agricultores, a los que corresponden 54.000 parcelas que ocupan una superficie total de 27.000 hectáreas repartidas por las tres provincias aragonesas.

"El análisis de las imágenes, que pueden ser diarias, permite ver cómo evoluciona el cultivo y si lo que se ha declarado es lo que se ve en la monitorización", detalló Salamero, que explicó que los errores se identificarán con tarjeta roja (con la que se perderá la ayuda), con tarjeta amarilla (el propietario de la tierra tendrá que justificar que cumple lo que ha declarado) o tarjeta verde (hay total cumplimiento). Y aunque la verificación en terreno no desaparecerá totalmente, "será siempre el último recurso", señaló el director general.

Es el primer paso de un sistema que irá extendiéndose a la totalidad de los controles y en el que junto a las obtención de estas imágenes se sumará la utilización de otras nuevas tecnologías como los drones, las fotos geoetiquetadas o la inteligencia artificial, "que harán posible la comprobación automática de las condiciones de admisibilidad de la superficie de cerca del 100% de las explotaciones", explicó este viernes el Ministerio. Con esta decisión se quiere conseguir la necesaria simplificación de la gestión de la PAC así como una reducción de los costes, ya que el control sobre el terreno dilata en exceso el proceso y lo encarece.

Como Aragón, otras comunidades autónomas aplicarán dicho sistema aunque también lo harán en esta campaña localizado en determinados cultivos, municipios o comarcas.

Comienza el plazo

Esta novedad se hacía pública este viernes coincidiendo con el inicio del plazo para presentar las solicitudes de la PAC. Un plazo que se extenderá hasta el próximo 30 de abril.

Sin embargo, en Aragón, la posibilidad de comenzar a presentar las solicitudes llegará un poco más tarde. No es que la Comunidad no esté ya preparada, pero, como así se ha consensuado entre el sector y la administración, habrá que esperar hasta el próximo "lunes por la tarde o martes por la mañana" para que la aplicación informática esté disponible.

El motivo es que durante los días 4 y 5 de febrero responsables del Departamento de Desarrollo Rural y de las entidades colaboradoras (habilitadas para realizar solicitudes) participarán en unas jornadas para conocer las novedades de la nueva campaña de la PAC. Entre ellas destacan los nuevos ajustes para determinar cuándo hay actividad agraria en las superficies de pastos. También se han realizado mejoras técnicas en las ayudas asociadas a la ganadería para favorecer la incorporación de nuevos titulares a la actividad, en particular de jóvenes ganaderos. Y hay también un nuevo anexo en el que se detallan "aunque no de forma exhaustiva", como señaló el Ministerio que dirige Luis Planas, situaciones a considerar como posibles casos de creación de condiciones artificiales para el cobro de la correspondiente ayuda.

Etiquetas
Comentarios