Despliega el menú
Economía

El comercio minorista aragonés lidera el crecimiento de las ventas durante 2018

Subió un 2,3%, una cifra muy superior a la media nacional, que avanzó un 0,8%.

Índice de Comercio Minorista (ICM) CC.AA
Índice de Comercio Minorista (ICM) CC.AA
Heraldo

El comercio minorista aragonés cerró el 2018 con un incremento del 2,3% respecto al año anterior, una cifra que sitúa a la Comunidad a la cabeza del incremento del resto de las regiones españolas y nada menos que un punto y cinco décimas por encima de la media nacional, que se anotó una subida del 0,8% anual.

Así lo evidencia el Índice de Comercio al por Menor (ICM) publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que destaca además que en diciembre el comercio al por menor en Aragón experimentó un incremento del 18,2% respecto al año anterior. Un porcentaje también superior a la media española que se situó en el 17%, según destacó el Ejecutivo aragonés en un comunicado.

En cuanto al empleo, en el mes de diciembre, el nivel de ocupación del sector en Aragón registró una tasa de variación positiva del 0,5 % en comparación anual, mientras que a nivel nacional se produjo un incremento del 1,0% anual en relación con el mes de diciembre de 2017.

Mientras, en el conjunto del país el último año resultó agridulce para el comercio minorista, pues a pesar de encadenar su quinto ejercicio consecutivo aumentando las ventas, el frenazo de la actividad en casi todos sus formatos pasó una factura severa a las tiendas pequeñas. No solo redujeron sus ventas casi medio punto (-0,3%), sino que además echaron el cierre 6.998, según adelantó ayer la Confederación Española de Comercio (CEC).

La clave, argumentan desde la CEC, es que hace falta "una reactivación del consumo"; por eso, emplazaron a las administraciones públicas a que tomen medidas que así lo favorezcan.

Lo delicado de la situación se refleja en que el crecimiento anual de los ingresos del comercio minorista (0,7%) fue el más bajo desde 2013, incluso inferior al de su empleo (1%) pese a descender la ocupación dos décimas. La mejor cara la presentaron las grandes cadenas elevando su facturación un 2,4%, 3,4 veces más que el aumento medio del sector, y también los negocios de equipamiento del hogar, que levantaron sus ventas un 4,3% gracias a la recuperación inmobiliaria y de las compraventas de viviendas.

La Navidad se desinfla

Esta vez, como se temía, el período navideño no fue para muchos establecimientos el salvavidas que solía resultar tradicionalmente. El anticipo de muchas compras importantes aprovechando el llamado ‘Black Friday’, a finales de noviembre, dejó prácticamente plana la evolución media del comercio minorista en sus ventas durante diciembre (0%), lejos de la subida entonces modesta del 1,5% registrada hace un año. Precisamente los peores datos los contabilizaron el último mes del año las grandes superficies (-0,8%) y las pequeñas cadenas (1%).

Esos resultados, admitió el presidente de la CEC, Manuel García-Izquierdo, fueron "un duro varapalo" porque, en su opinión, "lejos de ser algo aislado, se han convertido ya en una tendencia muy preocupante".

Etiquetas
Comentarios