Despliega el menú
Economía

La tasa de dependencia podría superar el 50% en 2052

El Banco de España constata un aumento "acusado" de este porcentaje en las próximas tres décadas.

El organismo contempla un "sustancial" envejecimiento de la población española.
El organismo contempla un "sustancial" envejecimiento de la población española.
Antonio García/Bykofoto

El Banco de España ha alertado este viernes de que la tasa de dependencia, definida como la relación entre la población de más de 66 años con el colectivo de entre 16 y 66 años, pasará del 25,6% del año pasado al 51,6% en 2052. El organismo ha señalado que diferentes estudios contemplan un "sustancial, progresivo" envejecimiento de la población española, que se traduciría en un "continuado incremento" de esta tasa, que registrará un crecimiento "acusado" en las próximas tres décadas.

Estos datos se desprenden del informe 'Evolución reciente y proyecciones de la población' publicado este viernes, en el que analiza las diferentes estadísticas para España, desde el INE a la EPA, el Eurostat o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal. El estudio recuerda que, de acuerdo con los datos del INE a 1 de julio, la población prolongó el perfil de suave recuperación mantenido tras la crisis, al registrar una variación interanual del 0,4%.

"Este aumento se produjo a pesar del deterioro del saldo vegetativo, que fue más que compensado por el migratorio, cuya contribución positiva se debió al aumento de los flujos de entrada y, sobre todo, al menor número de salidas", desgrana el estudio, que cifra en un 10% el descenso en la salidas. El Banco de España ha apuntado también que, con respecto a las últimas proyecciones del INE, de octubre de 2018 -llegan hasta 2068-, se estima que la población seguirá creciendo hasta alcanzar un máximo de 50 millones en 2048, año a partir del cual experimentará caídas moderadas.

"Detrás de estas proyecciones se encuentran unos flujos migratorios netos positivos y una tasa de fertilidad con un suave incremento", subraya. Además, apunta que, en relación con las anteriores estimaciones del INE publicadas dos años antes, estas cifras suponen una importante revisión al alza, de unos 7 millones de habitantes al final del horizonte temporal. "Este mayor crecimiento de la población, en relación con lo previsto en 2016, debería traducirse en un mayor incremento potencial de la economía", destaca.

Etiquetas
Comentarios