Despliega el menú
Economía

Los apicultores se movilizan contra las envasadoras...y China

Los productores de miel salen mañana 11 de diciembre a las calles de 18 capitales de provincia, entre ellas Zaragoza, para denunciar las masivas importaciones de miel de baja calidad y exigir un etiquetado más transparente que obligue a detallar el país de origen.

Protesta realiza en 2016 en la plaza del Pilar de Zaragoza para exigir un etiquetado claro de la miel
Protesta realiza en 2016 en la plaza del Pilar de Zaragoza para exigir un etiquetado claro de la miel
José Miguel Marco

Mañana martes 11 de diciembre los apicultores aragoneses estarán en Zaragoza. Mostrarán la calidad de sus productos a las puertas del supermercado que Mercadona tiene en la plaza de Roma de la capital aragonesa. No será una acción de promoción. Se trata de una protesta, convocada por la organización agraria UAGA-COAG, que llevará a cientos de productores de toda a España frente a las grandes superficies de 18 capitales de provincia españolas para “denunciar los abusos de la industria envasadora de miel a productores y consumidores”, para exigir “un etiquetado transparente que obligue a detallar el país de origen” y, especialmente, para que se ponga freno a las masivas importaciones de miel de baja calidad y muy barata que llega de terceros países, fundamentalmente China.

‘En defensa de la miel española, por un sector apícola rentable y sostenible’ es el lema de esta movilización en la que los apicultores repartirán folletos divulgativos a los viandantes para informar “sobre el confuso etiquetado que utilizan las grandes industrias envasadoras para enmascarar importaciones y sucedáneos de miel de baja calidad”, ha explicado la organización agraria, que denuncia que el precio de la miel en origen acumula ya una caída cercana al 40%.

No serán estás las únicas protestas que tengan a los apicultores como protagonistas. Los productores de miel están convocados también a secundar el próximo 13 de diciembre una concentración ante el Congreso de los Diputados organizada por la plataforma ‘Etiquetado Claro Ya’, de la que forman parte más 60 colectivos, que denuncian que tras “más de trece años peleando por una modificación legal”, el Gobierno no ha contado con ellos ahora que trabaja en una nueva normativa sobre el etiquetado.

El sí pero no de los envasadores

El Ministerio de Agricultura trabaja en la aprobación de un real decreto que incluye la exigencia de que en los envases de la miel figure el origen y el porcentaje de producto que procede de cada país. Es una reivindicación histórica del sector productor y podrían haber calmado los ánimos de los apicultores si no hubiera sido por las declaraciones de la industria envasadora. Porque, la Asociación Española de Comerciantes y Envasadores de Miel (Asemiel -Animpa), que representan al 90% del sector a nivel nacional, ha dejado claro su apoyo a la miel española “como hemos venido haciendo desde siempre”. Sin embargo no están de acuerdo con la utilización de un nuevo etiquetado para la miel y han asegurado que solo lo utilizarán si es una normativa de aplicación en toda la UE. A su juicio, en caso contrario, “se generaría una situación perjudicial pues los envasadores europeos de miel, que venden en España y que tienen una cuota importante del mercado, tendrían la libertad de no poner el origen en el etiquetado”.

El etiquetado actual que responde a la normativa europea establece que si la miel procede de más de un Estado miembro o de un tercer país, la mención de los países de origen podrá sustituirse por una de las siguientes, según proceda: ‘mezcla de mieles de la UE’, ‘mezcla de mieles no procedentes de la UE’, o ‘mezcla de mieles procedentes de la UE y no procedentes de la UE’. Una nomenclatura que ha sido criticada incluso por el Parlamento europeo, que ha reconocido que esta información no añade nada al consumidor porque no sabe de dónde y qué cantidad es la miel que está consumiendo.

Etiquetas
Comentarios