Despliega el menú
Economía

Aniversarios empresariales

2018 ha sido el año de la celebración de los 800 años de Casa de Ganaderos, los 150 de La Montañanesa, los 100 de Verkos y de la cooperativa San Mateo Apóstol, los 75 de Saica y los 70 de Pikolin y Salgar. Dignos ejemplos del empuje empresarial aragonés.

Importantes empresas aragonesas han celebrado en 2018 aniversarios significativos.
Importantes empresas aragonesas han celebrado en 2018 aniversarios significativos.
F. P.

El año 2018 llega a su final y un repaso por la situación empresarial aragonesa a lo largo de estos doce meses nos permite reseñar la celebración de un buen número de aniversarios. Festejos de compañías de muy diversos sectores de actividad que vinieron acompañados de anuncios de nuevas inversiones y planes de futuro, así como de muestras de apoyo institucional que incluyeron a la Casa Real, con el rey Felipe VI destacando en Zaragoza el buen ejemplo que se da desde esta comunidad autónoma a otros puntos del país.

Posiblemente el más destacado de todos los aniversarios fue el de Casa de Ganaderos. 800 años de historia de la que es considerada la empresa más antigua de España hacen de esta cooperativa de ovino un auténtico referente de la actividad que se desarrolla en el medio rural. Así lo reflejó el Rey en un discurso pronunciado en el edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón, en mayo pasado. "Me uno con alegría a este ‘ligallo’", dijo Felipe VI en referencia a esa "hermosa palabra" que representa la reunión de ganaderos y pastores, "en muestra de reconocimiento y aprecio a esta noble tierra aragonesa que tanto aporta con sus valores y el compromiso de sus gentes a la historia de España". Casa de Ganaderos , apuntó, "es reflejo de la tradición, la capacidad de adaptación, el compromiso social y el dinamismo aragoneses proyectados en el medio rural".

El Monarca estuvo aquel día en Zaragoza celebrando también los 70 años de Pikolin cuya nueva fábrica en Plaza, dijo, es "expresión de una iniciativa líder en el empeño de consolidar la acción empresarial con el objetivo de promover empleo y crear riqueza".

A los 150 años llegó otra industria de larga trayectoria muy enraizada en Zaragoza, la fábrica de papel La Montañanesa. Durante todo el mes de octubre esta factoría, que ha vivido distintas vicisitudes con diferentes dueños (hoy forma parte de Torraspapel, integrada en el grupo Lecta), celebró un siglo y medio de historia en una posición muy positiva. Tras invertir más de 60 millones de euros en los últimos años, la planta recibirá otro desembolso de 13 millones que se materializará entre 2019 y 2020.

Cien años cumplieron en 2018 dos firmas aragonesas muy distintas. Una es la zaragozana Laboratorios Verkos, fabricante del dentífrico Kemphor, cuyo aniversario coincidió con su primer envío de producto a China, hito conseguido tras hacerse presente en países tan diversos como Líbano, Portugal, Marruecos, Ucrania, República Checa, Guinea o Irán. La otra es la cooperativa San Mateo Apóstol, que celebró también en otoño su centenario con otra cooperativa, Virgen del Rosario, con la que ha caminado durante los últimos 50 años, formando un grupo que integra a 10 empresas, da empleo a 150 trabajadores y produce 240.000 toneladas de pienso.

El grupo papelero familiar Saica tuvo ocasión de reflejar ante la sociedad aragonesa, en la celebración de sus 75 años de andadura en septiembre, cómo se ha convertido en la segunda compañía aragonesa (con sus filiales) que más factura después de Opel. Un evento en El Burgo de Ebro, en pioneras instalaciones en la producción de papel para cartón ondulado, sirvió para celebrar y sacar pecho por los logros conseguidos por esta gran multinacional europea. Cinco años menos, 70, celebró más recientemente Salgar, fabricante de muebles y componentes de baño que anunció ese día una inversión de 13,8 millones de euros para doblar su capacidad productiva y levantar un nuevo almacén en Zaragoza.

La trayectoria de estas empresas, como la de aquellas que cumplieron 60 años (IQE) o 50 (Arpa, Nurel, Verallia, Valeo, Silos Canfranc y Fersa), es la historia protagonizada por hombres y mujeres que han puesto de su parte para crear riqueza y empleo en Aragón. En todas hay ejemplos de un empuje que bien vale la pena destacar de cuando en cuando.

Etiquetas