Despliega el menú
Economía

El día de las devoluciones del Black Friday

Quienes se arrepientan de las compras compulsivas de este Cyber Monday y el pasado 'Viernes negro' pueden recuperar el dinero en 14 días si compraron por internet.

Preparación de pedidos de compras por internet.
Preparación de pedidos de compras por internet.
Reuters

Probablemente no será este lunes, en plena oleada de descuentos en las ventas por internet del llamado ‘Cyber Monday’, remate del ‘Black Friday’ del pasado viernes, pero llegará. Algunas de las compras de estos días acabarán de vuelta a las tiendas, en muchos casos virtuales.

Desde las asociaciones de consumidores vienen aconsejando evitar la “compra compulsiva” ante la tentación de los descuentos, comprobar con antelación el precio para saber si realmente está rebajado e informarse antes de comprar de la política de devoluciones. Si no se han seguido estas máximas y se quiere recuperar el dinero o al menos conseguir el cambio por otro producto más necesario recuerdan que los derechos como consumidores no cambian, son los mismos en cuanto a devoluciones o cambios y garantías en estos periodos de rebajas importados en los últimos años de Estados Unidos. Entre ellos:

Tique y factura. Se aconseja pedirlas para poder hacer luego cambios, devoluciones, posibles reclamaciones y garantías. También habrá que conservar el embalaje. Plazos de devolución. Hay que informarse antes de comprar para evitar sorpresas. En las compras por internet hay un plazo de 14 días para ejercer el derecho de desistimiento, es decir, arrepentirse sin argumentar motivo alguno. No existe el derecho de desistimiento en las compras en tiendas físicas. En estas últimas, el plazo “depende del establecimiento”, recuerdan desde la asociación aragonesa Actora Consumo. La garantía de dos años solo puede utilizarse en caso de productos defectuosos, pero no de “compras locas”, añaden. En internet algunos establecimientos amplían el periodo de devolución hasta después de Navidad.  Sitios web de confianza. Deben ser sitios de confianza y seguros. Para comprobarlo hay que fijarse si aparecen los datos de la empresa, las condiciones de venta, derecho de desistimiento, devoluciones y posibles reclamaciones. Para detectar páginas web falsas, desde la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), aconsejan desconfiar si los precios son excesivamente bajos o todos son idénticos. También si se detectan varios tipos de letras en el mismo texto, imágenes de mala calidad, fotos de otros portales o mala traducción de los textos. Gastos de envío. Se aconseja preguntar quién correrá con los gastos en caso de devolución. Los establecimientos están obligados a devolver los gastos de envío iniciales, pero pueden hacer pagar al comprador "lo que cuesta enviar el producto desde su casa hasta la sede de la tienda", considerados costes de devolución, apuntan desde Actora Consumo. Pago con tarjeta. UCA recomienda pagar con tarjeta prepago, de crédito limitado o Paypal. Y desconfiar de las web que anuncien diferentes formas de pago pero solo acepten el pago con tarjeta de crédito. Hoja de reclamaciones. La entrega es obligatoria y gratuita. El establecimiento se queda una copia y el usuario otra. Si la tienda no responde o no el consumidor no está de acuerdo, este puede presentar la hoja de reclamaciones en el Servicio Provincial del departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón. Se puede solicitar el arbitraje de consumo si el establecimiento está adherido.

Etiquetas
Comentarios