Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Nurel estudia invertir hasta 70 millones para ampliar la línea de plásticos biodegradables

La planta en Malpica, propiedad de Samca desde hace 20 años, alcanzará este año una facturación de 100 millones y emplea a 350 personas

Lambán ha realizado una visita esta mañana a Nurel con motivo del 50 aniversario de la compañía aragonesa, propiedad del grupo Samca
Lambán ha realizado una visita esta mañana a Nurel con motivo del 50 aniversario de la compañía aragonesa, propiedad del grupo Samca
Raquel Labodía

Hacer de la línea de plásticos biodegradables (hoy el 15% de las ventas) la que más facture frente a las otras dos líneas que tiene el negocio, la de los hilos o fibras sintéticas con activos cosméticos, que representa actualmente el 35% de la cifra de negocio y la de plásticos técnicos, que supone el 50%, es la estrategia de la dirección de Nurel, compañía que este martes, con motivo de su 50 cumpleaños, ha recibido la visita de Javier Lambán, presidente del Gobierno aragonés. Rubén Orera, consejero delegado de Nurel y director general de Samca, ha avanzado una inversión de entre 60 y 70 millones, todavía en estudio, para los próximos dos o tres años, para conseguir ese objetivo, que la línea de actividad más nueva, la de biopolímeros (biobasados, biodegradables y compostables) sea la que más ingrese.

Al ser la única planta en España que lo hace y uno de los líderes en Europa, pretenden que una vez la normativa obligue a que parte de los plásticos sean de este tipo, sean de los primeros en aportar soluciones al estar haciéndolo ya sobre todo con la producción de bolsas de plásticos para la gran distribución en supermercados, así como para invernaderos y otros usos para el campo, y también para productores de conjuntos de platos y vasos y cubiertos de uso individual.

Una inversión continuada de 150 millones en dos décadas le ha permitido a Nurel afrontar incluso los años de la crisis con más innovación en la fábrica, algo que les ha hecho contar con esta nave de producción de bioplásticos con tecnología y patentes propias y también una de reciclado que les permite tener residuos cero y aprovechar los materiales que tiran para hacer  una especie de granulado que a su vez les sirve de nuevo para hacer otros hilos y plásticos. Sería esta nave, si así lo decide Samca finalmente, la que se ampliaría en los próximos años, cogiendo el terreno contiguo que tienen sin utilizar para triplicar su producción con la inversión cercana a los 70 millones.

La idea, como ha adelantado el consejero delegado de la firma aragonesa, es darle la vuelta al negocio. Si actualmente se producen 26.000 toneladas al año de poliamida, el 50% para plástico técnico (automoción y línea blanca o electrodomésticos y línea marrón como secadores de pelo o planchas), 7.500 tonedas para hilo destinados a grandes clientes como Inditex entre ellos; y 6.500 toneladas de plástico biodegradable, la apuesta es porque estos últimos,cuando la normativa lo permita y el mercado esté preparado, pasen a ser el corazón del negocio de Nurel.

Como la investigación ha sido el pilar del crecimiento (cuentan con más de 65 patentes en el grupo Samca y 50 personas trabajando en I+D+i) la idea es que lo siga siendo en el futuro. Un futuro que ya está aquí, ha dicho Orera. “Cincuenta años son una cifra muy redonda. Y esperamos poder estar muchos más. Tenemos 350 personas trabajando de forma continua y 30 o 40 más en verano y otros momentos en que hay picos de producción”, ha dicho Rubén Orera, destacando que este año alcanzarán los 100 millones de facturación. La expectativa es seguir ganando en ventas de mano de la economía circular y también de la exportación ya que representa más del 80% de la producción en las diferentes líneas de negocio. Sus clientes están en Europa (principalmente Alemania, Italia y España) pero también en Asia (Taiwán, Corea, Sri Lanka,etc).

En la visita a la planta, Lambán, ha reconocido que esta visita era un compromiso personal al no haber podido por motivos de agenda acudir al acto de aniversario de Nurel. “Es una compañía ejemplar en lo que a innovación se refiere y diversificación”, ha destacado, y ha valorado especialmente su respeto por el Medio Ambiente y su apuesta por Aragón “ya que lejos de desentenderse del problema de las cuencas mineras, van a mantener abierta la mina que tienen en Ariño”. En la visita a la planta, Lambán ha podido ver desde enormes bobinas de hilo de más de 500 kilos que se venden a proveedores del textil, así como el producto que se saca de ellas, algunas prendas de ropa interior, que bromeó el presidente “te adelgazan y te hacen oler mejor” al llevar activos de cafeína, aloe vera, etc.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión