Economía
Suscríbete

Un total de 6.769 trabajadores de Opel, llamados a las urnas el próximo martes

Los cinco sindicatos del comité, UGT, CC. OO. CGT, OSTA y Acumagme, y uno nuevo, Stopel, apuran la campaña para lograr que su candidatura sea la más votada.

Imagen de la planta de Opel en Figueruelas
Imagen de la planta de Opel en Figueruelas
Guillermo Mestre

Continuidad o cambio. Ese es el interrogante que abren las elecciones sindicales que se celebran el martes en Opel España y a las que están llamados 6.769 trabajadores. Son las primeras siendo la fábrica de Figueruelas propiedad de PSA y previsiblemente actuarán de reválida del convenio suscrito en enero por la mayoría sindical (UGT, CC. OO. y Acumagme) y refrendado por el 58% de la plantilla. La diferencia frente a las elecciones anteriores (de 2014) en las que UGT ganó 14 delegados; CC. OO., 8; CGT, 5; OSTA, 3 y Acumagme otros 3, es que hay una sexta candidatura, Stopel, que integra antiguos afiliados de USO y descontentos de otros sindicatos y que va con la consigna de que "ha llegado el momento de decir ¡basta!".

En la campaña que apuran los sindicatos y que acaba mañana UGT iza como bandera el empleo que han logrado salvaguardar en la fábrica durante todos estos años. Defienden que gracias a su liderazgo ejercido durante 34 de los 36 años que lleva implantada la planta se han evitado los despidos. José Carlos Jimeno, que encabeza una candidatura de 107 personas, recuerda que en "en el resto de Europa se han cerrado un elevado número de plantas de Opel y, en las que continúan abiertas, se está destruyendo empleo".

Ademas, abunda Jimeno, "hemos sido capaces de crear 1.800 empleos indefinidos en nuestra planta en los últimos 5 años" gracias al contrato de relevo. Y están tratando, con la negociación en Madrid, de que otros 1.577 compañeros que han de prejubilarse los próximos cuatro años puedan optar a este sistema. Y de cara al futuro, añade, "colaboramos a seguir creando empleo de calidad y estamos consolidando el plan industrial de PSA que, sin duda, es el mejor que Opel España ha tenido en los últimos 20 años".

Desde CC. OO. Aragón, su secretaria general de Industria, Ana Sánchez, pone en valor el papel fundamental del sindicato a la hora de consolidar el futuro de la planta zaragozana. "Cuando hubo que negociar el convenio, PSA estaba repartiendo modelos y tenía sin cerrar los acuerdos con otras plantas de Alemania y el Reino Unido y en Zaragoza conseguimos cerrarlo para tener la planta llena". Se ha logrado, añade, "primero llenar la planta y después seguir defendiendo nuestros derechos, avanzar y recuperar lo poco que se ha perdido comparado con lo que les han arrancado a los compañeros de PSA Vigo". Con una candidatura encabezada por Chema Fernando, reivindica que "CC. OO. ha aportado y liderado mucho más que UGT en relación a la proporción matemática de delegados que tiene. No es que hayamos acompañado a UGT". En una carta remitida a sus afiliados, Fernando hace valer la presión que están ejerciendo en Madrid para recuperar el contrato de relevo en las condiciones de antes de la crisis. "CC. OO. en Opel ya fuimos pioneros en incorporar esta modalidad contractual obligando a la empresa en su utilización", dice.

Santiago Arcos, de CGT, aboga por ir reduciendo y eliminar la doble y triple escala salarial, así como limitar la fexibilidad. Especialmente crítico con "la actitud de los sindicatos mayoritarios", rechaza "que el mismo día de inicio de la campaña electoral y a falta de 12 días para las elecciones firmasen un acuerdo de aumento de la flexibilidad y "desregularan lo poco que quedaba protegido". Lejos de ser "buena y necesaria como dicen, su receta de flexibilidad más precariedad más recortes solo es buena para una parte. Ahora es el momento de decirles ‘no’ cambiando las mayorías". CGT es contrario a un acuerdo "que abre la posibilidad a la empresa de señalar turnos productivos los domingos y distintas jornadas semanales para un mismo turno con diferentes formas de pago". Por eso, Arcos pide el voto para "trabajar en el futuro sin más concesiones y con un empleo de calidad".

Antonio Martínez, que encabeza la candidatura de OSTA, reconoce que les tachan de ser el sindicato del ‘no’. "Y en eso hemos de darles la razón porque vamos a decir no a la pérdida de los derechos laborales, no a la pérdida de salarios, no a la contratación precaria, no a la falta de conciliación familiar, no a que los compañeros de mantenimiento los tengan en unas condiciones tercermundistas sin descansos en fin de semana y la pérdida de los pluses. No a una flexibilidad abusiva y no a una falta de prejubilaciones", apunta.

Empleo de calidad y derechos

Desde Acumagme, que no firmó el reciente acuerdo de flexibilidad, y cuya candidatura lidera Alejandro Gracia, se comprometen a "negociar acuerdos apostando por el empleo de calidad sin más perdidas de los actuales o futuros trabajadores", así como a "reducir la brechas salariales de los diferentes colectivos, avanzar en la implantación de un control de presencia para los trabajadores que impida la realización de horas extras y prolongaciones de jornada sin compensación, y a alcanzar un acuerdo voluntario para rejuvenecimiento de plantilla en condiciones análogas a las actuales".

Desde Stopel explican que "nacen para "dar respuesta a la crisis de sumisión hacia PSA por quienes deberían representar a todos los trabajadores de Opel". La candidatura, que lidera Ángel Arbonés, responde a la "necesidad de un nuevo modelo sindical que una a la plantilla" al entender que el referéndum de enero "causó el mayor descalabro de derechos laborales de la historia de Opel y dejó en evidencia la desconexión existente entre la plantilla y los que deberían ser sus representantes". "A todos nos importa el empleo, pero ¡señores, no a cualquier precio!", advierten.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión