Economía
Suscríbete

El Ayuntamiento aprueba la primera Estrategia de Impulso a la Economía Social

La estrategia contempla un total de 23 objetivos y 47 acciones hasta 2022.

Fachada del Ayuntamiento de Zaragoza
Ayuntamiento de Zaragoza.
HA

El Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado la primera Estrategia de Impulso a la Economía Social, que pretende sentar las bases para el fomento de este sector durante el periodo 2018-2022, con la aplicación de 47 acciones, mediante el apoyo al desarrollo óptimo de las empresas de economía social para revertir beneficios sociales y económicos en el ámbito local.

La Estrategia contempla un total de 23 objetivos y 47 acciones concretas, estructuradas en seis ámbitos de intervención: interlocución y participación política; sensibilización y visibilización; consumo responsable; formación; redes e intercooperación; y emprendimiento y empresa.

Este documento ha sido presentado por la concejal de Educación e Igualdad, Arantza Gracia; el presidente de la Asociación Aragonesa de Economía Social CEPES, Felipe Gómez; y el jefe de promoción empresarial de Zaragoza Dinámica, Alejandro Blanco.

Gracia ha justificado la elaboración de la Estrategia: "Teníamos la obligación de elaborarla para impulsar el desarrollo del territorio porque la economía social respeta el medio ambiente, sus personas y necesidades y además es rentable en lo económico y social".

La estrategia marca las pautas en las que la administración puede ser útil a estas empresas "porque muchas veces se actúa con buena voluntad, pero sin tener definidas las líneas", ha reconocido. "Es el marco que aglutina lo que se hacía y define el marco hacia donde se quiere ir", ha resumido.

La concejal de Educación e Igualdad se ha mostrado favorable a apoyar a empresas locales para revitalizar la economía desde la generación de empleo estable y de calidad, además de promover la inserción social. "Es fundamental apoyar la economía social de la mano de la entidades que aglutina a la inmensa mayoría de estas empresas que es CEPES", ha ensalzado. DATOS

Arantza Gracia ha relatado que la economía social "tiene un papel muy importante porque mitiga los desequilibrios del mercado y son las que mejor resisten los embates de la crisis, sirven para la estabilización territorial, que es "primordial" en una Comunidad autónoma como Aragón, ya que además de generar desarrollo endógeno en el territorio donde están radicadas, son más difíciles de deslocalizar.

La economía social supone el 10% del PIB y el 12,5% del empleo en España, el 80% de los contratos son indefinidos y el 47% tienen menos de 40 años. En los últimos ocho años se han generado 29.000 empresas hasta alcanzar los 190.000 trabajadores de los que 128.000 son personas con discapacidad o en riesgo de exclusión.

"Es la forma más óptima de desarrollar la ciudad porque revierten sus beneficios en ella y sus ciudadanos y representan el 11,66% de las empresas en Aragón", ha detallado Gracia.

El presidente de CEPES Aragón, Felipe Gómez, ha precisado que "no se puede ser rentable a cualquier precio" y ha lamentado que "es difícil que la gente lo asuma y lo lleve a cabo". A su parecer, las administraciones "deben fomentar los valores aceptados por los ciudadanos, como la economía social que, además, está recogida en la Constitución", ha subrayado.

Gómez ha contado que en Aragón hay 400.000 personas relacionadas con la economía social, lo que supone una de cada tres, y revela que la sociedad aragonesa se preocupa por solucionar sus problemas.

Potencial

La economía social conlleva que los ciudadanos se entiendan entre si para solucionar los problemas y las administraciones "deben implicarse" en este proceso. "No ofrecen un empleo cualquiera sino de larga duración y tiene más objetivos, incluso personales, para el trabajador que otro trabajo".

Gómez ha puesto de ejemplo la contrata municipal de parques y jardines de la margen izquierda que gestiona Umbela y ha agradecido la sensibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza que "es pionero en España en la reserva de contratos porque la economía social lo necesita y el país lo necesita".

El jefe de promoción empresarial de Zaragoza Dinámica, Alejandro Blanco, ha expuesto que la Ley de 2011 de economía social es básica y sencilla, pero falta visibilidad y liderazgo ante amenazas como el consumismo y el no pararse a pensar quien está detrás cuando se compra un producto o se pide un servicio. "Hay un mal uso de la figura de la economía social y falta investigación", ha opinado.

Como datos positivos ha detallado el compromiso de las personas que están detrás, que se denota en la presencia y calidad de las estructuras organizativas,

"Esta crisis de consumo conlleva a oportunidades para que la economía local esté mas presente y es donde se ha comprobado que tiene un potencial de crecimiento", ha confiado. Esta Estrategia contará con un plan de difusión y comunicación en redes sociales que comenzará este mes, ha concluido diciendo Blanco.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión