Despliega el menú
Economía

Las ventas de pisos de segunda mano llegan a máximos de 2007 en Aragón

Entre abril y junio se registraron 3.578 compraventas, el 85% de vivienda usada, según el último informe de Gamerin.

Fachada de una vivienda en Zaragoza.
Las compraventas de vivienda usada han aumentado un 20% en un año.
José Miguel Marco

La vivienda usada siguió tirando del mercado inmobiliario en Aragón en el segundo trimestre del año y alcanzó el número de ventas anteriores a la crisis.  En la comunidad se compraron un total de 3.578 viviendas en tres meses, de las que el 85% (3.047), eran de segunda mano. La mayor cifra de operaciones de pisos de segunda mano desde 2007, según ha destacado Luis Fabra, director de Gamerin, el grupo de análisis del mercado inmobiliario de la Universidad de Zaragoza, que ha presentado este jueves su último informe. Los datos totales suponen un aumento del 6,01% con respecto al trimestre precedente y del 20% en doce meses, según el documento elaborado con datos del Colegio de Registradores.

“La vivienda de segunda mano vive un momento idílico”, ha apuntado Fernando Baena, presidente del Colegio de agentes de la propiedad inmobiliaria de Aragón. En este momento los tipos de interés se encuentran en mínimos históricos; la banca ha dado un “gran giro” y está “deseando” dar hipotecas; el comprador tiene ahorrado entre el 20% y el 30% y “va saliendo al mercado la demanda retenida durante la crisis”, ha resumido. A ello se une que el aumento de la demanda coincide con una situación de estabilización de precios. “Tenemos precios de crisis todavía, con una mayor financiación y ahorro”, ha apuntado Baena.

Fabra lo ha considerado una situación “óptima” de mercado. “Cuando la demanda crece y los precios no lo hacen se pueden tomar decisiones de compra sin pensar en que va a subir el precio”, como ocurría durante los años del ‘boom’. El precio se sitúa en 1.243 euros por metro cuadrado con una hipoteca media de 98.000 euros.

Precios estables

Desde el sector promotor no esperan subidas de precios tampoco en obra nueva, que también va recuperando el pulso. “Van a estar mucho más estables a partir de ahora”, ha asegurado Fernando Montón, director general del grupo Plaza 14, que comercializa actualmente el proyecto Torre Zaragoza. En un año han vendido 200 de las 285 viviendas, lo que consideran un ejemplo de la evolución “positiva” del mercado después de la “travesía del desierto” que vivió entre 2009 y 2014 con la crisis. Y no ven indicadores negativos en el horizonte. Solo mencionó “cierta incertidumbre política” sobre la situación en Cataluña y tras el cambio de Gobierno. Pese al incremento ha reconocido que “no tiene nada que ver el número de viviendas que se vende con lo que se hacía en la época de bonanza”. En un año se han vendido 13.051 viviendas, un 17% más, lo que supone alcanzar máximos desde 2010, pero casi la mitad de las que se compraban durante la época del ‘boom’. Para los expertos, la comunidad se acerca a su cifra “normal” de ventas de vivienda en relación a su población, que rondaría las 15.000 operaciones al año, de las que unas 12.000 serían de usada. Fabra ha destacado que tan “irracional” eran las 26.000 viviendas que se vendieron en 2006 como el desplome a 7.600 en 2014.

Además, ha negado que se esté ante una nueva burbuja y en el aumento de las ventas solo vio una “inercia favorable” que se produce “de forma natural”. Entre los factores que ayudan ha destacado el empleo, aunque los niveles salariales no permiten “alegrías", ha añadido.

Crecimiento de la obra nueva

Entre abril y junio se vendieron 531 viviendas nuevas, lo que supone un descenso intertrimestral del -7,65%, pero se mantiene el incremento con respecto al mismo periodo del año anterior con un 38,64%. Pese a la cifra baja respecto a la usada, Fabra ha destacado que “la vivienda nueva en 2017 tuvo un crecimiento espectacular y en 2018 ha continuado el crecimiento con varios trimestres consecutivos con tasas de crecimiento por encima del 10%”. En vivienda nueva se han registrado 2.253 compraventas en doce meses, el mayor resultado desde segundo trimestre de 2014, con un alza del 15,60%.

El incremento en el caso de las más de 3.000 viviendas usadas vendidas ha sido de un 8,82% en un trimestre. En un año han superado  las 10.000, hasta 10.798, con un incremento interanual del 17,51% y cifras de 2007.

Además del informe, se han presentado los dos títulos de la Universidad de Zaragoza especializados en formar "cantera" para el sector inmobiliario: Experto universitario en Mercado Inmobiliario y Certificado de extensión universitaria en mercado inmobiliario que se imparten en la sede de la Facultad de Economía y Empresa del campus del Actur.

Etiquetas
Comentarios