Economía
Suscríbete

Diez consejos para ahorrar haciendo la compra

Redactar una lista o aprovechar las ofertas en productos no perecederos evitará despilfarros innecesarios.

Las reglas básicas del consumidor inteligente.
Las reglas básicas del consumidor inteligente.

Hacer la compra es una de las tareas domésticas que hay que repetir con mayor asiduidad y que más gastos genera en la economía del hogar. Para evitar despilfarros innecesarios, existe un decálogo de trucos sencillos para ahorrar en cada una de las compras.

1. Redactar una lista

El primer consejo es elaborar una lista integrada, únicamente, por los productos realmente necesarios. Con ella se conseguirá no caer en tentaciones adquiriendo otros artículos diferentes a los apuntados. 

2. No hacer la compra con hambre

Es una de las reglas básicas del consumidor inteligente. Entrar a un supermercado con hambre es peligroso para el bolsillo. Para no arrasar con las estanterías de los productos más apetecibles (y menos recomendables), es aconsejable hacer la compra con el estómago lleno.

3. Aprovechar las ofertas de los productos no perecederos

Beneficiarse de las rebajas en los productos no perecederos (como los de limpieza o higiene y que pueden almacenarse para ser usados más adelante) dará un respiro a la economía del hogar.

4. No coger carrito si el volumen de compra va a ser pequeño

Si la previsión de compra es pequeña, lo mejor es no coger un carrito susceptible de ser llenado con productos innecesarios.

5. Comparar el precio por kilo

Junto al precio por unidad (bandeja o caja), suele aparecer el precio por kilo. Comparar estos dos importes ayuda a realizar la mejor elección.

6. Las marcas blancas

Pese a que hay quienes se declaran fieles seguidores de una marca, en general, la calidad de los productos de las denominadas 'blancas' ofrece condiciones similares a precios más asequibles. 

7. No a los productos preparados

En general, el importe de los artículos por separado es inferior al de los productos preparados (ensaladas, arroces, alimentos precocinados...) Para ahorrar, habrá que dedicar únicamente un poco de tiempo a su elaboración.

8. Revisar el tique de compra

Es posible que, sin querer, se sumen a tu recibo de compra los importes de otros productos, distintos a los adquiridos. Para evitar errores, lo mejor es revisar el tique antes de abandonar el supermercado.

9. Descuentos por caducidad temprana

Cuando se aproxima la fecha de caducidad, algunos supermercados aplican descuentos al precio de determinados productos. Aprovechar esas rebajas ayuda a ahorrar.

10. Comparar precios

No todos los supermercados son iguales, y el precio de los artículos tampoco lo es. Buscar el importe mínimo es una regla básica para consumir de forma más barata.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión