Despliega el menú
Economía
Suscríbete

El turismo rural en Aragón prevé una buena ocupación en verano

Se trata de turistas nacionales que están una estancia media de 4 y 5 días y que suelen elegir zonas próximas a los espacios naturales protegidos, con los Pirineos a la cabeza.

Las zonas próximas al parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, que este año cumple su centenario, son una de las más demandadas por los turistas que veranean en Aragón.
Las zonas próximas al parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, que este año cumple su centenario, son una de las más demandadas por los turistas que veranean en Aragón.
Rafael Gobantes

El sector de turismo rural estima que este va a ser un buen verano de ocupación en la Comunidad mejorando incluso las cifras registradas en 2017. “El esfuerzo realizado en promoción y en la adecuación de actividades van a redundar en un mejor verano”, ha asegurado este lunes Jesús Marco Lucía, presidente de Faratur, que con una cartera de 750 casas rurales gestiona alrededor de 7.000 plazas. También optimista se muestra Francisco Parra, presidente de la Asociación de propietarios de Turismo Verde Huesca (que gestiona unas 4.000 plazas), que habla de un buen verano “siempre y cuando la climatología acompañe”. “Los datos de ocupación van a ser similares a los registrados en 2017, que fue un buen año”, ha añadido.

En estos momentos, las reservas realizadas para la segunda y tercera semanas de agosto (el més fuerte para el sector) ya rondan el 65%-70% en Turismo Verde Huesca. “Terminará con una ocupación del 95%. En cuanto a julio está más flojo, con un 50% de ocupación hasta la fecha; y en el caso de septiembre siempre se reserva más tarde”, ha explicado Parra.

En el caso de Faratur, su presidente avanza que la gente espera a finales de junio para empezar a hacer las reservas. No obstante, ya cuentan con un 30% de ocupación para la segunda quincena de julio. “Los grupos grandes sí que cogen las casas rurales con antelación para evitar problemas, pero el resto va despacio”, ha apuntado. El año pasado, registraron un 60% de ocupación en julio, un 80% en agosto y septiembre fue más flojo. “No fue un año especialmente bueno para el turismo de interior. La gente se decantó más por la playa”, ha afirmado Jesús Marco.

Los destinos más demandados por los turistas son las zonas próximas a los espacios naturales protegidos con los Pirineos a la cabeza. “El parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, el parque natural Posets-Madaleta y la sierra de Guara son los espacios prioritarios”, ha dicho el presidente de Turismo Verde Huesca, quien ha resaltado que este año se van a beneficiar por el centenario de Ordesa y Monte Perdido. “Además coincide con que la capital de España de turismo rural está en Aragón: en Aínsa-Sobrarbe. Este municipio va a dar mayor visibilidad a los alojamientos rurales”, ha señalado. Al Pirineo aragonés se une también el Maestrazgo, el Matarraña, Albarracín, Gúdar-Javalambre y el Moncayo como destinos preferios, tal y como ha apuntado el presidente de Faratur.

El turista que suele veranear en Aragón es fundamentalmente nacional: de la propia Comunidad, de Cataluña, el País Vasco, Navarra y Madrid. Aunque también la región recibe turistas de Castilla y León y Andalucía.

Atrás han quedado los años de bonanza donde había gente que veraneaba hasta un mes en un alojamiento rural de la región. Ese mes se fue reduciendo a 15 días y tras la fuerte crisis económica vivida la estancia media se ha reducido a 4 o 5 días. “El síndrome de la crisis todavía se nota. La gente se aprieta el cinturón y ya no juega con estancias largas”, ha asegurado Jesús Marco Lucía, que ha destacado que el importe que deja el turista rural es de una media de 15-20 euros por persona-noche. “A esta cantidad hay que sumar lo que gasta en restaurantes, gasolineras y visitas en la zona. La gente deja bastante dinero en el entorno y eso es importante. Viene a gastar tres veces lo que invierte en la casa y eso queda aquí”, ha subrayado.

Por otro lado, en el primer trimestre del año se ha registrado un aumento del turismo en la región, según han indicado desde la DGA, que han asegurado que se consolida el crecimiento continuado de visitantes y de los días que pasan en Aragón los turistas extranjeros.

En este sentido, la directora general de Turismo del Ejecutivo aragonés, Marisa Romero, ha asegurado que las actividades de promoción y el interés que se demuestra "se centra en la naturaleza y en los deportes de aventura, especialmente aquellos relacionados con los deportes acuáticos".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión