Despliega el menú
Economía

"En Google necesitamos a socios locales como Edelvives"

Liz Sproat, directora de Google for Education en Europa, valora la alianza con la editorial aragonesa

Liz Sproat, directora de Google Education para Europa, Medio Oriente y África
Liz Sproat, directora de Google Education para Europa, Medio Oriente y África
Fabián Simón

Liz Sproat es afable. Lo hizo notar el pasado miércoles en el acto de Google con Edelvives en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza y después en las instalaciones de la editorial aragonesa, donde se celebró esta entrevista. Ahí compareció ante este diario acompañada de Marc Sanz López, compañero en Google for Education, y Javier Cendoya, director general en España de Edelvives.

¿Por qué firmó Google un acuerdo con la editorial Edelvives?

Creo que Edelvives es pionera. Javier Cendoya tiene una visión muy clara para la compañía, donde han sido rápidos en darse cuenta de que había que incorporar tecnología a su oferta, algo que sus clientes necesitaban. Ellos saben bien de los planes de estudio de los colegios y se han dado cuenta de que estamos en un camino hacia la digitalización en el que el contenido pesa mucho. Por eso el encaje del acuerdo se ha dado de modo natural. La determinación del equipo de Edelvives en un nuevo terreno es sorprendente.

¿Iba buscando Google una alianza como esta?

Los editores tradicionales necesitan tener una visión clara para saber de los beneficios que puede reportarle un acuerdo con una compañía global como Google para hacer algo constructivo. En gran parte también en el mundo tecnológico hay compañías que no están metidas en contenidos y no se dan cuenta del valor que puede aportarles asociarse con una empresa como Edelvives.

¿Cómo ha ido la alianza estos dos años?

Creo que la jornada que hemos celebrado en Zaragoza es una buena muestra de los avances que hemos conseguido. Tuvimos a mucha gente del sistema educativo de aquí y de otras partes de España y eso evidencia que Edelvives está siendo capaz de promover avances con tecnología.

En la presentación del acuerdo con Edelvives, hace dos años en Londres, hizo usted unas declaraciones que quiero saber si mantiene.

¡Oh, Dios mío, yo no soy una política!

Dijo que en esta alianza Google aporta tecnología para que los profesores se centren más en los contenidos.

Creo que hay algo que faltaba en esa declaración, que es lo que se refiere a los clientes. Yo definitivamente diría que si alguien puede apoyar el uso de tecnología en la escuela en España es Edelvives, construyendo una relación con los centros y ayudándoles a entender el funcionamiento. Para nosotros lo importante es crear la tecnología que sea efectiva para ellos, que sea fácil de usar.

¿Irá Google con Edelvives a Latinoamérica?

Eso debe responderlo Edelvives, es su negocio.

("Ya hicimos una presentación en la Feria del Libro de Buenos Aires hace unas semanas. La idea es replicar en Argentina, en Brasil o en México, donde lo presentaremos en septiembre u octubre, el modelo puesto en marcha en España con el apoyo de Google", apunta Javier Cendoya).

Es curiosa una alianza entre Google, que apuesta por la tecnología digital, y Edelvives, una editora de libros en papel. ¿No hay riesgo de canibalismo en esa alianza?

Yo tengo una trayectoria editorial, durante 14 años trabajé en Pearson en la publicación de libros, un sector del que saben de la transformación hacia una era más digital. Pero no hay ningún problema en la alianza porque Google no está en contenidos ni aspira a entrar en ellos y, por tanto, no hay riesgo de canibalismo. Por eso hay un encaje perfecto, nosotros trabajamos en facilitar el acceso de los profesores a esos contenidos. Por eso el acuerdo con Edelvives es muy positivo.

¿Lee usted libros en papel o solo en ‘e-book’?

Leo libros físicos. Tengo un título en Lengua inglesa, ese mi origen. Creo que la razón de que parte del traspaso del contenido del papel a lo digital es por la naturaleza de lo que está ocurriendo. Las noticias llegan más rápido por lo digital, en cambio en ficción aún perdura el libro tradicional.

¿Trabaja Google con más editoriales?

Creo que es importante facilitar el acceso a la tecnología a quienes publican. Todo contenido tiende a ir a lo digital y es por eso que nuestra plataforma es muy abierta y es fácil de utilizar. Por eso ofrecemos los G-suits, productos que pueden ser muy útiles para el gran público.

Su apuesta es por tanto solo tecnológica, sin entrar en contenidos, y por ello lanzan los Chromebooks.

Nosotros proveemos la plataforma, que es G-suit for education, porque tenemos 80 millones de usuarios en G-suits y contamos con ingenieros trabajando en mejorar las herramientas. Google es una compañía global y necesita desarrollar tecnología que sea escalable, somos una empresa tecnológica, no de contenidos. Es por eso que necesitamos tener socios locales como Edelvives para que ayuden a sus clientes a trabajar en nuestras plataformas, empresas que den el contenido local que se necesite. Crear contenido no encaja en una visión tan global.

(Las cuentas de G-suits, precisa Marc Sanz, se dan de manera gratuita a las escuelas y cuestan a las empresas 96 euros por usuario/año).

En Google for Education hacen más cosas.

Trabajamos con los G-suits, Classroom, Chromebook. Para que Google sea escalable debe hacer muchas cosas. Estamos metidos en el impulso de más profesiones STEM (especialistas en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas), invirtiendo mucho para que más mujeres entren en esos ámbitos. Trabajamos con plataformas, no solo para recopilar información sino como ‘machine learning’. Nuestra actividad es muy amplia, va más allá de las escuelas, está también en investigación, en apoyo a la ciencia, etc.

Etiquetas
Comentarios