Despliega el menú
Economía

Garamendi: "Es triste que no se crezca más porque hay más crisis política que económica"

El presidente nacional de Cepyme participa en Zaragoza en la entrega de los premios con los que la organización ha reconocido el trabajo de 34 pymes aragonesas.

Los premiados, con el presidente aragonés, Javier Lambán, y el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi
Los premiados, con el presidente aragonés, Javier Lambán, y el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi
DGA

Antonio Garamendi, presidente nacional de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), lamentó este miércoles el impacto que la incertidumbre política de Cataluña está provocando en la economía española. "Es triste que no se crezca más porque hay más crisis política que económica", señaló Garamendi ante un concurrido auditorio formado por representantes políticos y empresariales de la Comunidad, que se habían dado cita en la sala de la Corona del edificio Pignatelli para asistir a la entrega de los Premios Cepyme Aragón.

Durante su intervención, Garamendi se detuvo especialmente en la conflicto catalán para defender la unidad del país, porque "como dice el rey Felipe VI nos necesitamos todos en esta España diversa, moderna y sin complejos en la que cabemos todos", señaló el presidente de Cepyme. Y a renglón seguido repartió agradecimientos a los políticos "que dan la cara en Cataluña", a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado –había también representantes en la sala– "por su firmeza en mantener la unidad", y a los españoles "de buena fe" por su defensa de una "España unida y enorme dentro de Europa".

Ante un auditorio repleto de pequeños y medianos empresarios y autónomos, Garamendi habló de recuperación económica, y destacó que "estamos ante un nuevo ciclo gracias al esfuerzo de todos". Reconoció, sin embargo, que habrá que acostumbrarse a que el escenario haya cambiado por la globalización y la "auténtica revolución" que supone la digitalización. Pero no olvidó la reciente crisis y sus efectos sobre el tejido empresarial, en especial aquellos 300.000 empresarios que tuvieron que echar el cierre y perder "su negocio, sus ahorros y hasta su casa".

Del esfuerzo de las pequeñas y medianas empresas se hizo eco también el presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, que insistió en que el futuro de la Comunidad "puede ser muy positivo y provechoso", pero aconsejó, eso sí, "acabar con el victimismo que caracteriza a esta región".

López de Hita, que aprovechó el acto para felicitar a los agentes sociales –su organización entre ellos– por el Premio Aragón 2018, destacó los valores de las 34 empresas premiadas (una por comarca y un reconocimiento especial), "pymes de 17 sectores, cuya fuerza, constancia, arraigo en el terreno y excelencia día a día logran que Aragón sea hoy una de las regiones más prósperas y florecientes de España", dijo.

Casa de Ganaderos, la cooperativa de ovino fundada en 1218 por el rey Jaime I de Aragón, recibió el premio especial "a la trayectoria en apoyo de la formación profesional y creación de pymes y autónomos en Aragón". Tras recoger el premio, su presidente, Antonio Sierra, destacó que lo que ha hecho en su historia esta empresa, la más antigua de España, ha sido "mimetizar la condición del ser aragonés, hemos sido modestos, ingeniosos e influyentes".

"Buena salud"

Fue el presidente de Aragón, Javier Lambán, el encargado de cerrar esta segunda edición de los Premios Cepyme Aragón. Y en sus primeras palabras se dirigió directamente a Garamendi. "Estás en una tierra de personas que se sienten españolas", dijo Lambán, que aseguró que ante la "grave crisis nacional en la que nos encontramos inmersos", esta autonomía está dispuesta "a dar lo mejor de sí misma para superar la crisis y recuperar la cohesión y la unidad".

Lambán ensalzó la "buena salud" de la Comunidad, y recordó como antes lo había hecho la consejera de Economía, Marta Gastón, que es la región con el crecimiento más alto y donde se ha reducido más el paro desde 2015, con unas exportaciones por encima de la media y un consumo y una confianza empresarial en aumento. Méritos que Lambán achacó a la labor del tejido empresarial, "formado en más del 90% por pequeñas y medianas empresas".

Casa de Ganaderos y 33 pymes, una por comarca

Casa de Ganaderos se hizo ayer con el reconocimiento especial de los Premios Cepyme Aragón. Junta con esta cooperativa se llevaron el premio otras 33 firmas: Trufas Manjares de la Tierra (Gúdar Javalambre), Rokelin (Comunidad de Teruel), Quesos Sierra de Albarracín (Albarracín); Maderas Oliver Sorribas (Maestrazgo), Geoventur (Cuencas Mineras), El Molino Audiovisual (Jiloca), Prefabricados y contratas Bañolas (Bajo Aragón), Ariño Balneario (Andorra–Sierra de Arcos); Librería Serret (Matarraña), Oliva Mudéjar (Bajo Martín), Hnos. Tajada Ramos (Campo de Daroca), José María de la Fuente y CIA/La Sobresaliente (Comunidad de Calatayud), Larrosa Arnal (Campo de Belchite), Manumag (Cariñena), Arpa (Valdejalón), Instalaciones Saldaña Marco (Aranda), Girola Servicios Turísticos (Tarazona y el Moncayo), Casas Carpintería y Decoración (Ribera Alta del Ebro), Bodegas Ruberte (Campo de Borja), Casalé, (Comarca central), Esyedebro (Ribera Baja del Ebro), Forja Luis Albiac (Bajo Aragón Caspe), Industrias Agapito (Cinco Villas), Gascón Muebles (Los Monegros), Castellar (Hoya de Huesca), Salleras (Bajo Cinca), Ángel Badía (La Litera), Barnimo (Cinca Medio), Integral Unusual Design (Somontano); Pastelería Puyet (Ribagorza); Cerveza Rondadora (Sobrarbe); Crisesa (Alto Gállego) y Inturmark (Jacetania).

Etiquetas
Comentarios