Despliega el menú
Economía

BSH ha invertido 25 millones en una nueva línea de hornos para la fábrica de Montañana

El lanzamiento arrancó en septiembre y se prevé llegar a hacer 750.000 este año. Otras tres plantas del grupo en Europa los fabrican, pero la zaragozana produce en exclusiva los de puerta extraíble.

Una empleada de BSH muestra la nueva gama de hornos.
BSH ha invertido 25 millones en una nueva línea de hornos para la fábrica de Montañana
BSH

Fabricar alrededor de 750.000 hornos este año. Es la cifra de producción que estima BSH España tras realizar una inversión el último año de 25 millones de euros en un nueva línea en la fábrica de Montañana. "El lanzamiento del proyecto comenzó en septiembre de 2017 con la instalación de la primera línea de hornos y se ha ido avanzando hasta hoy en que están ya activas tres líneas y está previsto que se ponga en marcha la cuarta este mes de abril", indicaron desde la compañía de electrodomésticos.

En Montañana, entre lo que es producción de placas de inducción y hornos trabajan alrededor de 1.000 personas. En concreto, en lo que son hornos, hay cuatro líneas de montaje que permiten trabajar hasta en tres turnos, dependiendo de la demanda del producto. Así, el volumen anual total de fabricación de esta planta zaragozana es de 2,3 millones de electrodomésticos, de los cuales la tercera parte corresponden a la gama de hornos teniendo en cuenta que fabrica también lavavajillas y encimeras de inducción.

Desde la multinacional explicaron que "el nuevo proyecto de hornos ha tenido un periodo de desarrollo de seis años previos a comenzar su fabricación en serie". En esta fase, "el equipo de ingenieros de I+D de Montañana ha tenido una participación muy relevante", destacaron, ya que unos 25 ingenieros que trabajan en Montañana han asumido un 30% de las actividades de desarrollo de este nuevo proyecto. No hay que olvidar que Montañana es un centro de referencia del grupo alemán y que un alto componente de la innovación que se aplica a productos que se venden en todo el mundo se desarrolla en la capital aragonesa. De hecho, Montañana concentra el centro de tecnología de inducción, que ocupa un edificio entero de seis plantas, el centro de competencia de software para ‘user interfaces’, cuya función es desarrollar tecnologías para mejorar la interacción y conectividad entre el usuario y la placa de inducción. E integra también un tercer centro de tecnología corporativa.

No obstante, precisaron fuentes de BSH España, siempre se trabaja en coordinación con Alemania. Así, "los gastos de desarrollo e introducción total del proyecto de hornos, a nivel mundial, han supuesto para la compañía 87 millones ya que estos nuevos hornos no solo se fabrican en Montañana sino también en otras plantas de la multinacional, en concreto dos en Alemania (Bretten, Trauntreut) y una en Polonia (Wroclaw)".

En cuanto a la exportación, los hornos fabricados en Montañana van dirigidos fundamentalmente al mercado alemán, español, francés y ruso, aunque también se exporta a China, Australia y Nueva Zelanda. Desde BSH recordaron que en la planta zaragozana se fabrica "una amplia gama desde modelos convencionales a los de mayor valor con limpieza por pirolisis y aqualisis y variedad de diseños tanto en acero como en cristal". Asimismo, incidieron en que gracias a su apuesta en industria 4.0. "también incorporan sistemas de ayuda al usuario como los programas de recetas, la termosonda –que asegura el punto perfecto para todo tipo de asados– y paneles de control LCD de fácil uso". Además, Montañana fabrica en exclusiva los hornos de puerta extraíble que son muy demandados en el mercado europeo.

Referente en innovación

Junto con los hornos, el grueso de lo que fabrica Montañana son placas de inducción. De hecho 2017 supuso un hito ya que la factoría zaragozana alcanzó los diez millones de placas de inducción, lo que supone que la cuarta parte de las instaladas a nivel mundial han sido diseñadas y fabricadas en la capital aragonesa. Una cifra récord, según la compañía, que recordó que hace ya 28 años que se lanzó este producto que lidera la planta zaragozana y que ha hecho que BSH Electrodomésticos España acumule hasta ahora más de 400 solicitudes de patentes en el campo de las placas de inducción.

Precisamente con la buena perspectiva en ventas de placas de inducción y de los hornos, recién lanzados, BSH pretende paliar la marcha del tercer producto que produce Montañana desde la década de los setenta, el lavavajillas. Está previsto que los últimos se fabriquen en 2019. Desde BSH España aclararon que fue una decisión "estratégica" del grupo ir trasladando esta producción a otra factorías en Alemania –donde se encuentra el centro de competencia –, Polonia o Turquía.

Etiquetas
Comentarios