Despliega el menú
Economía

Bilstein estrena un almacén inteligente en Plaza con capacidad para medio billón de piezas

Un equipo de 50 personas gestiona las nuevas instalaciones que han supuesto una inversión de 10 millones. El reto, dar un servicio más rápido al sector del recambio en coche y camión.

Juan Lanaja, director general de Bilstein en sus nuevas instalaciones de Plaza.
Juan Lanaja, director general de Bilstein en sus nuevas instalaciones de Plaza.
Toni Galán

Ya a pleno funcionamiento se encuentra el almacén inteligente de Bilstein en Plaza. La empresa alemana con 174 años de historia y cuya propiedad va por la séptima generación ha consolidado su apuesta por Zaragoza al invertir diez millones en las nuevas instalaciones de 8.900 metros cuadrados construidos –aunque la parcela adquirida tiene 27.000– para apuntalar el crecimiento de una filial abierta en Malpica en 2005 y que se les había quedado pequeña en su estrategia por convertirse en el ‘Ikea del recambio para automóvil y camión’ en el mercado español. Como asegura Juan Lanaja, director general del grupo en España, "hemos multiplicado por ocho el tamaño del almacén que teníamos, se han automatizado procesos para ganar en eficiencia y la capacidad de almacenaje alcanza el medio billón de piezas".

Estos años, reconoce el directivo, "hemos tenido un crecimiento fuera de lo normal; por eso, hemos preferido adquirir 27.000 metros cuadrados, aunque de momento solo ocupemos una parte para garantizarnos que el proyecto logístico se queda en Aragón y desde aquí dar el mejor servicio a toda Españay tal vez en un futuro a más mercados de fuera".

Lanaja recuerda que cuando Bilstein Group abrió filial en España, hace trece años, "podía haberme exigido irme a Madrid, pero yo siempre he defendido la localización estratégica de Zaragoza al estar en un radio de 300 kilómetros de los principales fabricantes de coches a nivel nacional y preferir crear empleo aquí". En este sentido, destaca que "2017 lo cerramos con 39 trabajadores en el equipo y ahora son 11 más. En total, 50, la mayoría en almacén".

Con más de 50.000 referencias y tres marcas (Febi, Swag, Blue Print), Bilstein Group se centra en la distribución en España si bien en Alemania son también fabricantes de equipo original. "El primer negocio de la empresa familiar alemana fue ese: venta a primer equipo , pero después empezaron a crecer tanto en el negocio del recambio que sin descuidar la producción propia, que siempre es una garantía, actualmente la línea que más factura es el ‘after market’. En España, explica, "contamos con unos 250 clientes: los distribuidores más potentes", indica Lanaja, ya que es necesario seleccionar "en un mercado muy atomizado como el español donde existen 45.000 talleres, el mismo número que en Alemania cuando el parque automovilístico del país es la mitad".

El ejecutivo recuerda que el nuevo almacén de Zaragoza es solo una de las inversiones del grupo Bilstein que está construyendo otro almacén en Portugal, así como una nueva planta de producción en Alemania y también un centro logístico allí, tres instalaciones que suman una inversión de 90 millones de euros.

Retorno de la inversión

"Mi cometido es ser referente en el mercado nacional y devolver la inversión a Alemania lo antes posible, que haya un retorno de la inversión en tiempo récord para que sigan invirtiendo en Zaragoza", asegura Lanaja. "El objetivo este 2018 es terminar con unas ventas de 18,5 millones ya que el año pasado lo cerramos en 17 millones con un crecimiento del 6% respecto al ejercicio anterior".

El director general de Bilstein Group explica que las nuevas instalaciones en las que llevan casi tres meses –y que disponen de una parcela anexa de 11.000 metros cuadrados–, cuentan con un aula de formación además de miles de estanterías, ‘pallet racks’ y ‘cantilever’ o estanterías para albergar las barras de dirección de los camiones. "Damos luz verde desde ya a toda nuestra distribución en España para venir a conocer nuestro centro logístico y la inversión que se ha realizado y, en paralelo, el club del taller que vamos a crear, una iniciativa pionera. No hay ningún fabricante que lo tenga y lo queremos enfocar a dar soluciones al taller".

El traslado desde Malpica a Plaza se hizo efectivo el pasado 8 de enero y los objetivos se han visto cumplidos. Las nuevas instalaciones, indica Lanaja, "nos permiten tener todo el ‘stock’ en Zaragoza" ya que "hasta ahora el espacio nos limitaba y Alemania nos hacía de pulmón llevando entregas desde allí porque aquí no teníamos sitio". La situación ahora, con el nuevo almacén, ha cambiado por completo ya que se ha octuplicado el espacio de almacenaje y se podrán también acortar los plazos de entrega de suministro al cliente.

"El beneficio para nuestros distribuidores va a ser increíble con un servicio mucho más rápido que el que hasta ahora podíamos dar", manifiesta, no solo por el control informático de todas las unidades que tienen en estocaje sino por la nueva disposición en almacén y el ahorro en tiempos.

Etiquetas
Comentarios