Despliega el menú
Economía

El nuevo plan de vivienda quiere promover el alquiler elevando las ayudas

El Consejo de Ministros ha aprobado el programa, que también quiere fomentar la rehabilitación urbana y rural. Eleva las subvenciones un 62 % hasta 1.443 millones.

El precio de la vivienda ha experimentado una de las mayores subidas con un 2,4%, solo por detrás de las comunicaciones, con un 2,7%.
El nuevo plan de vivienda quiere promover el alquiler y fomentar la rehabilitación urbana y rural
José Miguel Marco

El Plan de Vivienda 2018-2021, que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros, contempla subvenciones estatales por importe de 1.443 millones de euros, un 62,5 % más que el anterior, que destinó a ese fin 888,2 millones entre 2013 y 2016, ha avanzado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

El plan, que tiene efectos retroactivos desde el 1 de enero, eleva las ayudas al alquiler, extiende a la inversión privada las ayudas para promover viviendas en alquiler, establece subvenciones para jóvenes que vivan en municipios de menos de 5.000 habitantes y diseña un programa para alquilar viviendas desocupadas de entidades financieras a personas desahuciadas.

De las subvenciones estatales previstas, a las que hay que sumar la cofinanciación de las comunidades autónomas, 350 millones de euros corresponden a este año, 357 millones a 2019, 364 millones a 2020 y 372 millones a 2021.

Fomento espera entregar 557.109 ayudas durante la vigencia del plan y calcula que las actuaciones contempladas permitirán crear 60.320 puestos de trabajo.

Según ha explicado De la Serna en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, a partir de ahora se irán cerrando los convenios con las comunidades autónomas, un proceso que se alargará dos o tres meses, hasta junio.

Fomento detallará el Plan Estatal a las comunidades autónomas en la próxima conferencia sectorial de Vivienda, que se reunirá el 15 de marzo.

De la Serna ha destacado que el plan es "fruto de un amplio proceso de participación" y tiene una "enorme vocación social".

Según el titular de Fomento, los dos grandes objetivos del plan son promover el parque de viviendas en alquiler y fomentar la rehabilitación y la regeneración urbana y rural.

El plan incluye ayudas al alquiler de hasta 600 euros al mes, que podrán llegar a 900 euros de forma excepcional.

El límite de la ayuda será del 40 % de la renta, porcentaje que sube al 50 % para menores de 35 años y mayores de 65.

Los ingresos máximos de la unidad familiar deberán ser inferiores a tres veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), salvo para las familias numerosas y discapacitados (4 veces IPREM) y las familias numerosas de categoría especial y discapacitados severos (5 veces IPREM).

Viviendas para alquilar

El plan incluye un programa de fomento del parque de viviendas para alquilar, que se extiende por primera vez a las promociones de titularidad privada.

Las ayudas serán de hasta 350 euros por metro cuadrado, con un tope del 50 % de la inversión, para alquileres de hasta 5,5 euros por metro cuadrado, y de hasta 300 euros, con un tope del 40 % de la inversión, para alquileres de hasta 7 euros por metro cuadrado.

Se crea un nuevo programa para alquilar viviendas desocupadas de entidades financieras a personas en situación de desahucio.

El precio del alquiler no podrá superar los 400 euros al mes y el importe de la ayuda puede llegar al cien por cien.

Para hacer frente al reto demográfico, se concederán ayudas a los jóvenes que vivan en municipios de menos de 5.000 habitantes (con ingresos de hasta 3 veces IPREM) para alquilar o comprar la vivienda habitual.

Por primera vez se darán ayudas para la rehabilitación de viviendas unifamiliares en el medio rural.

La inversión total prevista en rehabilitación y regeneración urbana y rural y en la promoción de viviendas ascenderá a 3.047 millones, incluyendo la cofinanciación autonómica.

De esa cifra 1.218 millones corresponden a las ayudas públicas y 1.829 millones a la inversión privada inducida.

"Sigue promoviendo la especulación", según Facua

Facua-Consumidores en Acción critica que el nuevo Plan de Vivienda 2018-21 aprobado por el Consejo de Ministros "sigue fomentando la especulación" y que el acceso a las ayudas está "demasiado restringido", por lo que las califica de "cínica tomadura de pelo", según ha transmitido en un comunicado.

El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ha valorado que el Plan de Vivienda es "demagogia barata para fingir empatía con la gente que no tiene capacidad para acceder a un piso", tras conocer las características de este nuevo programa.

El nuevo Plan de Vivienda, si bien estará enfocado al alquiler, contempla una ayuda a la compra de vivienda de hasta el 20% del precio del piso que se adquiera (con un máximo de 10.800 euros) para jóvenes de menos de 35 años e ingresos inferiores a tres veces el IPREM así como hasta el 50% del importe de alquiler de un piso.

La asociación considera que las medidas son claramente insuficientes y lamenta que el Ejecutivo no haya planteado un cambio en la Ley de Arrendamientos Urbanos, que limita a tres años la duración de los contratos, lo que impide el acceso a un piso para vivir a medio y largo plazo y fomenta la especulación de los arrendadores.

Etiquetas
Comentarios