Despliega el menú
Economía

Lambán pide “encarecidamente” a la plantilla de Opel que apoye el preacuerdo alcanzado

La dirección de la factoría en Figueruelas destaca que el plan de competitividad “allanará el camino para el PSA asigne nuevas inversiones y proyectos a Zaragoza”.

Asamblea de afiliados de UGT de Opel el sábado 27 de enero.
Lambán pide “encarecidamente” a la plantilla de Opel que apoye el preacuerdo alcanzado
José Miguel Marco

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, se mostró este martes satisfecho del preacuerdo alcanzado entre dirección y comité de empresa de Opel. Lambán, que aseguró que no es al Ejecutivo a quien le toca juzgar la posición de cada sindicato, celebró el acercamiento ante las partes y recordó que cuando entendió que las negociaciones estaban a punto de romperse fue consciente de que tenía que actuar “no para mediar, sino para que volvieran a sentarse a la mesa y llegarán a un acuerdo”. Un objetivo que, tras las intensas reuniones de los últimos días, Lambán considera logrado.

Por eso, el presidente aragonés celebró el acuerdo, dio su apoyo a las centrales sindicales y pidió “encarecidamente” a los trabajadores de la planta, que en esos momentos votaban en referéndum la propuesta de convenio alcanzada, “que apoyen el preacuerdo, aun siendo conscientes de que ese acuerdo entraña esfuerzo”. Lambán confió también en que dichos sacrificios se verán compensados por las medidas pactadas y, sobre todo, “por la continuidad de la actividad industrial a tope en la planta de Figueruelas”.

El 75% de la plantilla

Mientras, desde la dirección de la factoría recordaron que son tres de los cinco secciones sindicales, esto es UGT, CC. OO. y Acumagme, los que han firmado el preacuerdo, pero destacó que estas representan el 75% de la plantilla, si bien insistió en que ahora tienen que ser los trabajadores los que ratifiquen el texto con su voto. La empresa reiteró que el convenio colectivo estaría en vigor entre 2018-2022 y sitúa a la planta de Zaragoza en la “dinámica general” del grupo PSA en España, que el pasado año produjo 876.672 vehículos de 12 modelos diferentes que salieron de las plantas de Vigo, Zaragoza y Madrid, “una cifra que sitúa al grupo como el fabricante de automóviles líder en nuestro país, con un 31% de la producción y unas exportaciones del 86,8%”. Por eso, la empresa manifestó su convencimiento en que “los empleados comprenderán la necesidad de asegurar el futuro de la factoría gracias al plan de competitividad, que allanará el camino para que el grupo PSA asigne nuevas inversiones y proyectos a Zaragoza”.

Las valoraciones sobre el preacuerdo alcanzado ‘in extremis’ la noche del pasado lunes fue valorado también por el Ayuntamiento de Zaragoza, que presentó en pleno una declaración institucional en la que mostró el apoyo unánime a las negociaciones entre el comité de empresa y la dirección de Opel en la fábrica zaragozana de Figueruelas. El texto, acordado por unanimidad en la Junta de Portavoces previa al Pleno, destaca el esfuerzo de ambas partes en aras al plan de industrialización que garantiza el futuro de la planta. "Todo ello desde el respeto a la voluntad que, en última instancia, deben ratificar los trabajadores", concluye el texto.

Desde el PAR también manifestaron su “satisfacción” por el preacuerdo de convenio colectivo alcanzado entre la dirección y el comité de empresa de Opel. Su presidente, Arturo Aliaga, recordó en un comunicado la "historia de acuerdos entre la dirección de Opel y los trabajadores" y resaltó que todos ellos han sido posibles a lo largo del tiempo "gracias a la flexibilidad responsable de unos y otros que ahora se ha vuelto a demostrar".

Etiquetas
Comentarios