Despliega el menú
Economía

Los sindicatos de Opel aseguran que la propuesta actual es insuficiente para el acuerdo

CGT y OSTA piden anular el plazo que vence el día 29 y CC. OO. solicita más tiempo para llamar a referéndum a la plantilla.

Asambleas de los sindicatos de este sábado.
Asambleas de los sindicatos de este sábado.
José Miguel Marco

La tensión y el enfado se palpan en las asambleas de los trabajadores de Opel que se han celebrando este sábado por la mañana para comentar la marcha de las negociaciones del convenio. Todos los sindicatos consideran insuficiente la propuesta actual y varios de ellos han pedido que se alargue el plazo para que haya tiempo de que la platilla vote en referéndum el acuerdo al que se pueda llegar si la empresa mejora sustancialmente su propuesta.

CC.OO. celebra su asamblea desde las 10.00 en el Patio de la Infanta de Ibercaja, con la sala llena y gente en la calle que no ha podido entrar.

Según ha expuesto el secretario general de la sección sindical de CC.OO.  en Figueruelas, José María Fernando, el pacto es complicado. "Yo se que el acuerdo que nos valga a nosotros y PSA va a hacer que algunas personas os deis de baja de CC. OO., pero también se que de lo que hemos hecho hasta ahora os sentiriaís orgullosos", ha manifestado. "Si no llegamos a un acuerdo el próximo Corsa no se hará en Zaragoza. Quien piense que sin ese acuerdo, el coche se quedará está equivocado", ha advertido este sindicalista. "El Corsa está en riesgo real", ha reiterado.

En cuanto a la propuesta que la dirección les planteó ayer a lo largo de 13 horas de negociación hasta pasadas las 12.30 de la media noche, José María Fernando reconoció que ha habido avances en las garantías del plan industrial pero que la empresa tiene que moverse bastante en el recorte de pluses y de pausas de tiempo de trabajo que plantea. "Lo que os venimos a presentar no es la propuesta que debamos aceptar. Hay algún avance estimable, pero la empresa sigue con sus pretensiones en en recortar pluses y tiempos de trabajo que son inasumibles". 

'!Vale ya, ya está bien!'. Son algunas de las voces que se escuchaban entre los afiliados, sentados en las butacas de una sala del Patio de la Infanta llena hasta la bandera, cuando el dirigente sindical mencionaba que la empresa no se había movido en los recortes salariales.

En cuanto a los avances, todavía insuficientes para hacer posible el acuerdo, Fernando se refirió a la garantía que introduce la propuesta de la empresa de que "en el caso de que no se adjudicaran nuevas inversiones o hubiera cambios sustanciales de capacidad en la planta de Figueruelas, cualquiera de las partes podría solicitar la reapertura automática de las negociaciones del 14 convenio colectivo, debiendo ser éste reconsiderado en su conjunto". Sobre este punto, recordó que la mayoría de las plantas europeas de Opel se van a quedar a un turno mientras (la inglesa de Ellesmere Port, la alemana de Eisenach o la polaca de Gliwice) mientras que en "Figueruelas estamos hablando de dos turnos por tres turnos por dos líneas lo que hace seis turnos"

El sindicalista de CC. OO. aludió también al plan empleo y de rejuvenecimiento de la plantilla. Rechazó las tablas salariales para las nuevas contrataciones, ya iguales que las de PSA, que propone la empresa y que implican una tercera escala salarial. Y habló  del compromiso de la empresa de estudiar o bien a través del contrato de relevo o un plan de salidas incentivadas de dar una solución a los nacidos entre el 1 de enero de 1958 y el 31 de diciembre de 1961 "siempre que la situación de la empresa lo permita" y reduciéndoles el tiempo de trabajo del 85% actual al 75%. Asimismo, José María Fernando explicó que la compañía estaría dispuesta a reactivar el contrato de relevo de jubilación parcial para los nacidos en 1957 y a readmitir a los eventuales despedidos qu no son 170 sino 111 "ya que el resto aún no ha salido".

En definitiva, dijo que "el nudo gordiano o caballo de batalla de esta negociación va a estar en los recortes en pluses y pausas en tiempos de trabajo que pretende la emprsa. Eso va a ser difícil de salvar", añadió para poder acordar con la empresa, aunque haya planteado un año menos de congelación salarial.

Por último, ha aludido a que la empresa "nos tiene que dar tiempo para hacer el referéndum". Para el sindicalista de CC. OO. "no habría acuerdo sin referéndum" y ante la propuesta de CGT y OSTA de que haya una asamblea general antes de firmar nada, Fernando ha dicho que "es más garantista el referéndum que la asamblea"

En UGT, que reunió a sus afiliados en Salesianos  desde las 8.30 para celebrar primero una ejecutiva, después pleno y desde las 11.00 asamblea de afiliados, los ánimos tampoco estaban muy templados. Según algunos de los trabajadores presentes en el acto, "la oferta de la empresa resultaba a todas luces  insuficiente para llegar al acuerdo. La gente está muy descontenta con el recorte salarial y en pluses y pausas", indicaron. Otros mostraron su confianza en que la propuesta definitiva, "sea la que sea", se lleve a referéndum, si bien, dado lo ajustado del plazo dado por la empresa que acaba pasado mañana, indicaron que "la compañía aceptará seguramente que la consulta a la plantilla se pueda hacer después".

José Carlos Jimeno, secretario general de la sección de UGT en Figueruelas, ha manifestado que "con lo que la empresa nos presentó ayer, no podemos llegar a un acuerdo" y ha añadido que "hay que seguir negociando y 900 personas que hemos reunido en asamblea así lo han avalado".

No obstante, ha reconocido que "un convenio es un todo" y por tanto, queda mucho que negociar. Si bien, ha reconocido avances en el plan industrial, "una piedra angular del convenio" al "reconocer la empresa que cualquier inversión que haga ha de ser garantizado la máxima capacidad instalada, es decir, la producción de 478.000 coches en Figueruelas y eso es muy importante". Al igual que el plan de rejuvenicimiento de la plantilla, todavía pendiente de perfilar, ya que el contrato relevo actual (así lo dice la legislación) expira a finales de este año y como quedaría en 2019 "ya no resulta atractivo para la empresa ni para nosotros" y entonces habrá que buscar o un plan de jubilación anticipada que la empresa compense o despidos incentivados. Por último, avanzó que "va a haber un referéndum: no hay ninguna duda" aunque hacerlo implique cierto riesgo. "Hay que decirle a los trabajadores que la opción que nos conviene a todos es que lleguemos a un acuerdo".

CGT y OSTA, que hicieron su asamblea conjuntamente desde las 10.00 en el centro cultural Teodoro Sánchez Punter, rechazaron de firme la propuesta. Santiago Arcos, secretario general de la sección sindical de CGT, calificó la propuesta de la empresa de "aberración inaceptable". "Vamos a comunicarle al resto de las secciones sindicales que hay que hacer que la empresa levante el plazo del 29 de enero, que es mañana y que es imposible y además convocar una asamblea general antes de llegar a ningún acuerdo" ya que "esta propuesta nos parece un insulto".

Arcos ha criticado también "la declaración de intenciones" que supone el plan industrial al no concretar modelos ni inversiones. "No garantiza nada sino que únicamente deja abierta la puerta a renegociarlo todo si la empresa incumple". Tampoco, ha añadido, "hay ninguna garantía  ni concreción en el plan de rejuvenecimiento de la plantilla".

Juan Pardos, secretario general de la sección sindical, ha dicho, por su parte, que van a rechazar en su conjunto esta propuesta de la empresa. "Vamos a hacer una enmienda a la totalidad para la que la retire y suspenda ese plazo del 29 de enero que nos ha dado". Aunque hubiera algún punto con avance,"como un todo es imposible aceptarlo al estar muy lejos de las pretensiones de OSTA y también de CGT y pienso que de todos los sindicatos para poder llegar al acuerdo que nos pide la empresa".

Por último, el sindicato de cuadros Acumagme, que ha celebrado celebra su asamblea en el hotel NH Ciudad de Zaragoza, ha admitido que "los trabajadores a los que representamos están por el no, porque ha de haber avances en la cuestión de salarios y pluses". Javier Lezcano, secretario de la sección sindical de este sindicato de cuadros, ha considerado inadmisible la escala salarial que plantea la empresa para nuevas contrataciones ya que nunca les permitiría converger con los actuales trabajadores de Figueruelas. Además, ha mostrado su rechazo a la negativa de la empresa a meter los niveles 6 y 7 de trabajadores más cualificados en convenio, algo que los afiliados presentes en la asamblea han rechazado de plano. "La empresa nos dijo que podría crear una comisión negociadora, en paralelo al convenio, para hablar de los problemas de este colectivo, pero le dijimos que no", ha remarcado Lezcano.

Así las cosas en este fin de semana de infarto, mañana, domingo, a las 10 en la nave 40 se reanudarán las negociaciones por parte de sindicatos y dirección, pero con un ambiente asambleario de máxima tensión ya que la representación de los trabajadores en su conjunto considera insuficiente la propuesta que ayer les hizo la empresa. Que se pueda seguir avanzando, dependerá de que la mejoren, dijeron, con la espada de Damocles de un plazo que ya está en cuenta atrás para poder tener este mismo lunes un principio de acuerdo.

Etiquetas
Comentarios