Despliega el menú
Economía

El ¿incierto? futuro del coche más emblemático de Zaragoza

El inicio de la fabricación del Corsa actual, en noviembre de 2014.
El inicio de la fabricación del Corsa actual, en noviembre de 2014.
Opel

El anuncio de Opel de paralizar "con efecto inmediato" todos los trabajos relacionados con el nuevo Corsa e "iniciar el estudio de un emplazamiento alternativo en una planta del grupo PSA" rompe con todos los esquemas imaginables relacionados con la historia y el funcionamiento de la fábrica de Figueruelas. El utilitario se produce en esta factoría desde 1982, cuando inició su actividad, y ha sido uno de los modelos más vendidos de la historia de la marca alemana, encabezando durante muchos años los índices de matriculaciones de varios países europeos.

Desde el primer Corsa que salió de la cadena de montaje de Opel en Zaragoza en noviembre de 1982 hasta hoy se han ensamblado más de 12,5 millones de unidades de cinco generaciones distintas, cerca de 10 millones de ellos en la planta aragonesa, ya que con el tiempo la compañía decidió producir una versión del vehículo en Eisenach (Alemania). La actual generación en marcha –la que se ensambla en la línea 2 de la fábrica de Zaragoza– inició su andadura en fase de montaje en noviembre de 2014.

El próximo modelo Corsa, según se anunció en Figueruelas en mayo de 2017 –el mismo día que visitó la planta el presidente de PSA, Carlos Tavares– debía comenzar a producirse en exclusiva en Zaragoza a finales de 2019, fecha en la que el modelo que sustituirá al actual Mokka X se trasladaría del centro productivo de Figueruelas a Eisenach. Esos eran los planes, no confirmados después por Tavares al mando de Opel (la firma alemana se incorporó a PSA en agosto), y que ahora podrían cambiar según lo anunciado ayer. El coche más emblemático de Zaragoza podría entonces producirse en otro centro.

Etiquetas
Comentarios