Despliega el menú
Economía

ADEA llama a la "responsabilidad e inteligencia" de directivos y sindicatos

Salvador Arenere,  presidente de ADEA, reconoce que la suspensión de la negociación en Figueruelas es un factor de gran incertidumbre en la economía aragonesa

Imagen de archivo del presidente de ADEA, Salvador Arenere
Imagen de archivo del presidente de ADEA, Salvador Arenere
Raquel Labodía

El presidente de la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA), Salvador Arenere, ha pedido este jueves "responsabilidad e inteligencia" a directivos y sindicatos de Opel para reconducir la grave situación creada después de que la compañía dijera este miércoles que estudiaba un nuevo emplazamiento para el nuevo Corsa y paralizaba las inversiones y la llegada de nuevos modelos.

Tras presentar los resultados del Indicador de Opinión ADEA del segundo semestre de 2017, Arenere ha reconocido que los directivos aragoneses contemplan con "preocupación" la situación en Opel España, dado que la automoción representa el 30% de las exportaciones de la Comunidad y es uno de los sectores que más peso tiene en la economía aragonesa. De hecho, ha destacado, que junto a la situación de incertidumbre política en Cataluña (comunidad a la que Aragón vende productos por valor de 11.000 millones y compra por 4.000 millones), lo que está pasando en Opel, es lo que más preocupa a la mayor parte de los directivos aragoneses.

Asimismo, ha advertido de que los trabajadores cuando se les piden "sacrificios" y mayor competitividad, han de ser conscientes del  "riesgo evidente" de deslocalización del sector de la automoción. "Marruecos, China, Corea, la India y el sudeste asiático van a inundar todavía más el mercado de coches de última generación propulsados por energías alternativas a precios muy competitivos" y eso es algo que no se puede obviar, ha dicho, aún cuestionado si son justas las condiciones de los trabajadores de dichos países. Ha abogado por la formación, especialización e innovación como factores diferenciadores para poder competir, a la vez que ha vuelto a apelar al sentido común de las partes en Opel para que vuelvan a sentarse a negociar. "Nos jugamos mucho y desde ADEA hacemos un llamamiento a la responsabilidad de todos", ha insistido.

Etiquetas
Comentarios