Despliega el menú
Economía

Opel advierte a los sindicatos de que la suspensión del diálogo "abre una crisis sin precedentes"

"Estamos cambiando un futuro brillante y sustituyéndolo por una incertidumbre absoluta", afirma la dirección, que anunciará hoy "una información importante".

Imagen de la cadena de montaje de Opel España en Figueruelas.
Imagen de la cadena de montaje de Opel España en Figueruelas.
Guillermo Mestre

La dirección de Opel España elevó ayer el tono de sus declaraciones sobre el futuro de la planta de Figueruelas tras recibir del comité de empresa la notificación de que suspendía las negociaciones del convenio colectivo hasta que la compañía no atendiera cinco reivindicaciones concretas de todos los sindicatos. "La suspensión de las negociaciones y la ausencia de un acuerdo de competitividad abre una crisis sin precedentes", afirmó la firma. "La representación de los trabajadores continúa negando la necesidad de acercar nuestras condiciones de competitividad a las de la nueva organización a la que pertenecemos", añadió en referencia al nuevo escenario surgido tras la venta de Opel por General Motors al grupo francés PSA, efectiva desde agosto pasado.

Desde el equipo que dirige Antonio Cobo se fue muy lejos en sus advertencias: "Todo está dicho y repetido hasta la extenuación. Estamos cambiando un futuro industrial brillante y sustituyéndolo por una incertidumbre absoluta, arruinando, más allá de cualquier lógica empresarial o sindical, el empleo y futuro de todo un sector industrial". Opel España sugiere así que el alcance de esta crisis puede traducirse en la pérdida de proyectos que podrían ser adjudicados a la fábrica de Figueruelas y, desde luego, dejar de representar el 40% del total de la producción de las plantas de Opel en Europa.

"Las condiciones que nos pide la dirección de Opel para mejorar la eficiencia, aún distantes de las de nuestras plantas competidoras, son condición imprescindible para aprobar cualquier nuevo proyecto", aseguró la compañía, que en los últimos meses ha insistido en recordar que la de Zaragoza no es la única planta del grupo en España –ahora están las de PSA en Vigo y la de Villaverde (Madrid)– y que "ya no solo se nos compara con las factorías alemanas o las británicas".

"Como hemos reiterado en otras ocasiones, la representación de los trabajadores y la plantilla son dueños de su destino, y así será en un destino u otro", concluye el comunicado entregado por la dirección a los trabajadores. La empresa no lo dijo en ese momento, pero horas después de la reunión convocó a la comisión permanente del comité de empresa a una reunión hoy a las 9 de la mañana para trasladarles "una información importante". La compañía no ofreció más detalles, si bien todo parece indicar que la dirección de Figueruelas comunicará, dada la situación actual y en consonancia con el tono de su discurso en la nota a los trabajadores, un posicionamiento que contará con el aval de PSA y que no se traducirá precisamente en buenas noticias.

La postura del comité

Tras concluir el encuentro entre dirección y sindicatos para hablar del bloqueo del convenio, el comité de empresa quiso insistir que desde su punto de vista preferían decir que la negociación más que "rota" está suspendida, mientras acusaba a la compañía de no responder a sus pretensiones de avanzar en un plan industrial. "Siguen enrocados en que dicho plan está condicionado al acuerdo y nos han repetido otra vez la situación tan delicada en que estamos, que PSA nos exige un plan de competitividad, que la fábrica de Vigo tiene unos costes más bajos que los nuestros, y de ahí no han salido", apuntaron.

La presidenta del comité, Sara Martín, de UGT, aseguró que los sindicatos no volverán a la mesa de diálogo "hasta que la empresa venga con un plan industrial que garantice carga suficiente de trabajo para las dos líneas y los tres turnos". En el comunicado remitido a los trabajadores les piden que "se abstengan de hacer horas extras o cualquier cosa que no sea de estricto cumplimiento legal para la empresa" en tanto la situación de parón en la negociación continúe. UGT ha empezado ya a pensar en posibles medidas de presión mientras dure este ‘impasse’ y hoy había previsto abordarlas con el resto de sindicatos para fijar un calendario, si bien todo estará condicionado a lo que se anuncie en el encuentro de la dirección con la comisión permanente del comité.

Chema Fernando, de CC. OO., apuntó que la dirección les comunicó que lamentaba mucho, por ambas partes, no haber podido, sabido o querido llegar a un acuerdo. "Nos ha repetido que PSA va en serio, que le van a trasladar la decisión del comité, y serán ellos los que marquen la pauta a partir de ahora", dijo. Además, "nos han suspendido las horas que teníamos para negociar a los representantes sindicales en la mesa", añadió.

Situación de privilegio

"Es una situación de no retorno, nos ha dicho la empresa. Al suspender la negociación perdemos la situación de privilegio que manteníamos respecto a otras plantas", destacó Fernando, que pidió a su afiliación "mantener los nervios templados y con determinación para seguir defendiendo un convenio que no pase solo por los sacrificios de los trabajadores en pluses, pausas y retroceso de condiciones laborales". Por último, indicó que Comisiones sigue defendiendo la propuesta de convenio planteada el pasado 16 de enero, que se pactó con UGT y Acumagme.

En esa propuesta están los cinco puntos que exigen todos los sindicatos, incluidos OSTA y CGT: un plan industrial, la ampliación del contrato de relevo a los nacidos en 1957, la recontratación de los 170 trabajadores eventuales que han ido perdiendo sus empleos este año, el plan de rejuvenecimiento de plantilla y la inclusión en el convenio de los empleados de los niveles 6 y 7. UGT, CC. OO. y Acumagme, además, reclaman una subida de salarios y pluses del IPC en cada uno de los cinco años que durará el convenio y admiten la congelación de una paga anual de 900 euros vinculada a calidad. La empresa pide la congelación salarial en los tres primeros años del convenio y subidas del 50% del IPC en 2021 y 2022.

Etiquetas
Comentarios