Economía

Alastuey y Pina exigen a Opel un plan industrial para retormar las negociaciones

Los responsables de CEOE y Cepyme se muestran también muy preocupados y piden retomar la negociación

Imagen de archivo de los secretarios generales de UGT y de CC. OO. Aragón, Daniel Alastuey y Manuel Pina
Imagen de archivo de los secretarios generales de UGT y de CC. OO. Aragón, Daniel Alastuey y Manuel Pina
Raquel Labodía

El secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, ha dicho este miércoles que la presentación de un plan industrial para la factoría de Opel Figueruelas es "absolutamente imprescindible". Respaldado la labor de la sección sindical en la planta, ha añadido que "pedir sacrificios a los trabajadores sin ninguna contrapartida y sin saber exactamente cuál va a ser el futuro de la planta, evidentemente bloquea la negociación",  a la vez que ha recordado que "la plantilla ha demostrado a lo largo de los años que es capaz de hacer sacrificios en función de la coyuntura económica y que la empresa debe presentar ese plan industrial para desbloquear las conversaciones.

Tras la reunión mantenida por el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, con todos los agentes sociales de Aragón,  el líder de UGT ha apuntado que el nuevo propietario, el grupo PSA, cuando se hizo con Opel "sabía perfectamente lo que estaba comprando" y por tanto "ya tenía unos planes definidos" y "los debería enseñar".

Con Alastuey coincide Manuel Pina, secretario general de CC. OO. Aragón que por motivos personales no ha podido acudir a la reunión. "Hace falta un plan industrial, que se sepa lo que el grupo PSA pretende hacer con la planta de Figueruelas y a partir de ahí, se podrán hacer ajustes, pero no sin saber cuales son las intenciones del grupo francés", ha manifestado.

Asimismo, ha reconocido que el comité de empresa de Figueruelas no estaba acostumbrado a este tipo de negociación en que la compañía no pone sus planes sobre la mesa para empezar a hablar. "Creemos que es fundamental que lo haga", ha añadido. Por otra parte, ha recordado que los trabajadores de Figueruelas "ya se han ajustado bastante estos últimos años y que sin nos ponemos a hacer comparaciones, el grupo PSA también tendría que cerrar o paralizar inversiones en todas las plantas de Opel en Alemania  porque son mucho más caros que nosotros".

De cualquier forma, Pina confía en que pueda retomarse la negociación y hace un llamamiento a la "sensatez de la empresa para que presente un plan industrial a Figueruelas y a partir de ahí poder negociar".

Desde CGT, Santiago Arcos, miembro de la comisión negociadora del convenio, ha insistido en considerar esta decisión "un chantaje, órdago o medida de presión" que toma la dirección después de que los sindicatos hayan planteado cinco "requisitos mínimos" irrenunciables para negociar el nuevo convenio, que PSA-Opel no ha aceptado, entre ellos la elaboración de un plan industrial de futuro.

Por su parte, los responsables de  CEOE y Cepyme han mostrado también su preocupación. Fernando Callizo ha incidido en que se trata de una noticia "muy preocupante" tanto para la planta con para la industria auxiliar y que espera que este anuncio sea "parte de las medidas que se toman en una mesa cuando se está negociando y que no sea definitivo", y por tanto, que las conversaciones se reconduzcan y se cierren con acuerdo. Porque las consecuencias para el empleo y la economía de Aragón serían "muy graves" si no llegan nuevos modelos.

También López de Hita ve la situación en la planta "muy preocupante", sobre todo por repercusión que tiene la factoría como "auténtica locomotora" de la economía de Aragón y de la que dependen muchos proveedores e industrias subsidiarias a las que les podría afectar.

"Yo espero que por las partes negociadoras haya la elasticidad y el equilibrio suficiente como para poder llegar a acuerdos y la situación, que no es deseable para nadie, se pueda superar", ha remarcado el líder Cepyme Aragón, en declaraciones a EFE.

Etiquetas
Comentarios