Despliega el menú
Economía

UGT suspende las negociaciones del convenio en Opel y le exige un plan industrial

La Comisión Ejecutiva del sindicato ha decidido plantarse y hoy lleva su decisión a la asamblea de afiliados.

Asamblea de afiliados de UGT sobre el convenio de Opel
Asamplea de afiliados de UGT sobre el convenio de Opel
Guillermo Mestre

La máxima dirección de UGT en Aragón y los delegados en la planta de Opel Figueruelas han decidido suspender las negociaciones del XIV convenio colectivo. Tras analizar la última propuesta de la compañía, creen que es hora ya de poner negro sobre blanco y no retomar las conversaciones hasta que la empresa ponga encima de la mesa un plan industrial que llene a plena capacidad las dos líneas a tres turnos.

Sin ese plan industrial y hasta que no se retome la aplicación del contrato de relevo para los nacidos en 1957 con carácter retroactivo al 1 de enero y se recontrate a los 170 eventuales despedidos en diciembre, UGT no piensa volver a la mesa de negociación. El sindicato, en una carta enviada a sus afiliados pone también como condiciones para sentarse de nuevo a hablar con Opel un plan de rejuvenecimiento pactado para los 1.577 compañeros que cumplan 61 años durante la vigencia de convenio y que la compañía acepte la integración en convenio de los niveles 6 y 7 de trabajadores más cualificados.

La decisión de levantarse de la mesa de negociación la ha traslado este sábado el sindicato a la asamblea que tiene lugar en la ciudad escolar Pignatelli con el objetivo de recoger el aval de los afiliados. En la carta que este viernes les remitieron, el sindicato explica que ya podían haber respondido el mismo jueves a la dirección de Opel que no aceptaban su propuesta, pero que no lo hicieron porque "vimos que no era suficiente, dijimos que recogida la propuesta sería nuestra organización quien analizaría y tomaría decisiones al respecto". Y así, ayer tras la reunión de la Comisión Ejecutiva, la decisión que se tomó, ratificada por la sección sindical de Figueruelas, fue la de suspender las negociaciones del convenio colectivo. "Esta decisión de la Comisión Ejecutiva es lo que llevaremos a nuestra asamblea de afiliados y pediremos que sea avalada", dice la carta. De obtener el refrendo de los compañeros, la intención de UGT, que cuenta con el 42,42% de la representación de los trabajadores de la planta de Figueruelas es comunicárselo este lunes al resto de los sindicatos que integran el comité de Figueruelas (CC. OO., CGT, OSTA y Acumagme) y el martes a la compañía.

En la misiva enviada a afiliados y afiliadas, UGT insiste en que "si la propuesta de Opel ya de por si no la aceptamos, no firmaremos ningún acuerdo, que no garantice los cinco puntos", mencionados anteriormente y que fueron aprobados en la asamblea que tuvieron con sus afiliados el pasado sábado. Asimismo, el sindicato que cuenta con la mayor representación en Opel hace hincapié en que la decisión que propondrá hoy la ejecutiva de levantarse de la mesa de negociación en Opel, lo volverán a decidir "exclusivamente los afiliados".

Por otra parte, desde el sindicato recuerdan que la negociación requiere tiempo y es la "dirección de Opel quien tiene prisa". De hecho el jueves volvía a advertir de que "el retraso en la negociación está poniendo en grave riesgo no solo los planes futuros de la planta sino también los actuales". En este sentido, UGT apuntaba a sus afiliados que "no nos sentarán mientras Opel no se siente de verdad a negociar" y avisaba de que "de no ser así, decidiremos en su momento las medidas de presión o movilización necesarias".

Por último, en la carta de UGT a sus bases, les invitaba a participar de manera masiva en la asamblea de hoy. "La propuesta de la Ejecutiva es de mucho calado. En UGT siempre apuramos todas las negociaciones, jamás nos levantamos de una mesa mientras existan posibilidades de acuerdos, por lo que tomando esta decisión somos conscientes del impacto que tendrá". Además, de ser el sindicato mayoritario, añaden y "quienes tenemos la obligación de liderar cualquier iniciativa y asumiendo con esta decisión nuestra responsabilidad".

Los efectos de esta decisión se verán los próximos días ya que en esta negociación, aunque en la sombra, quien marca la pauta es la nueva propiedad, el grupo PSA que desde el inicio de la negociación del convenio en octubre, está pidiendo que la planta zaragozana se iguale en costes laborales a la fábrica de PSA en Vigo.

CC. OO. recomienda a UGT reconsiderarlo

Desde el "más escrupuloso respeto a las decisiones de cualquier organización y más a la de una organización con la que aspiramos a firmar un convenio", Comisiones Obreras ha querido dejar ayer claro su desacuerdo con la decisión tomada por UGT.

"Hemos de manifestar que no compartimos esta iniciativa", señala el comunicado de CC. OO. Y lo argumenta en que primero "la decisión de suspender las negociaciones corresponde a una de las dos partes que negocian, o bien a la mayoría de la parte sindical, es decir la mayoría del comité o bien a la dirección". Y en segundo lugar, dicen, "no encontrarle sentido a la suspensión a no ser que vaya acompañada de una propuesta de calendario de movilizaciones", algo que tampoco es razonable. "Con los datos que tenemos encima de la mesa tomar una decisión parece precipitado. Con una propuesta que quiere rebajar nuestras condiciones y estando amparados por lo recogido en convenio, todavía en vigor en materia de pausas y pluses por ejemplo, no tiene sentido movilizar para conservarlas". Además, según el sindicato, "se da en la plantilla un alto grado de consenso en relación a la posición mayoritaria del comité " y, por tanto, no ven motivo para "iniciar un desgaste", a su juicio "innecesario, y una dispersión de posición sindical que no nos beneficia".

Por último, CC. OO. destaca que cuando se les haga saber la propuesta de UGT se mostrarán contrarios a la misma. No obstante, dicen estar convencidos de poder "encontrar con UGT y los demás sindicatos propuestas constructivas y de consenso, pero creemos que sería bueno que se reconsiderara esta propuesta".

CGT ya dijo el jueves que intentaría "hacer un frente común para frenar las pretensiones de la dirección y si no se puede, plantear al resto de sindicatos y a la plantilla planes de movilización contra la multinacional para proteger nuestro salario, pausas y empleo con las mejores condiciones".

Desde Acumagme se mostraron contrarios a la decisión de UGT. "No es el momento de levantarnos de la mesa. Lo hemos dicho nosotros y otras secciones sindicales". OSTA prefirió esperar para hacer una valoración.

Etiquetas
Comentarios