Economía
Suscríbete por 1€

La crisis catalana bajará el crecimiento de Aragón en 2018

La incertidumbre no resuelta tras las elecciones en Cataluña será uno de los factores que desaceleren el avance de la economía del 3% al 2,4%, según CEOE Aragón

Carlos Torre (CEOE Teruel), Ricardo Mur (CEOE Zaragoza), Fernando Callizo (CEOE Aragón), Carlos Bistuer (CEOS-Cepyme Huesca) y Félix Longás (AIAA).
Carlos Torre (CEOE Teruel), Ricardo Mur (CEOE Zaragoza), Fernando Callizo (CEOE Aragón), Carlos Bistuer (CEOS-Cepyme Huesca) y Félix Longás (AIAA).

La situación política en Cataluña seguirá siendo un factor de incertidumbre económica el año que viene para España y Aragón. Así lo ha asegurado este viernes el presidente de la patronal CEOE Aragón, Fernando Callizo, durante la presentación del balance económico de la organización, en el que espera que la comunidad crezca solo un 2,4% en 2018, frente al 2,9% ó 3,1% que prevé en 2017. Después de que este año se hubiera “afianzado” el crecimiento, la moderación de las economías mundiales y la situación calatana figuran entre los factores que van a contribuir a la desaceleración. “Las elecciones de este jueves no han despejado incertidumbres”, ha lamentado, tras el resultado de los comicios autonómicos que permiten gobernar a una mayoría independentista. Ha matizado que para calcular el alcance de esta incertidumbre “hay que saber si hay Gobierno en Cataluña y qué Gobierno”. Para España se contempla que pueda bajar las previsiones entre un 0,2 y un 1,2%. Se cual sea la afección en España, “en Aragón será mayor”, ha afirmado. La comunidad vecina es el principal cliente y proveedor. Las relaciones comerciales alcanzan los 16.000 millones de euros. “Hay empresas con una dependencia grandísima, del 70% u 80%”, ha reconocido, cuya situación se analiza en el observatorio que formó el Gobierno de Aragón y los agentes sociales tras la crisis separatista.

“La economía catalana ha perdido una generación con esta situación y necesitará una generación para recuperarla”, ha asegurado.

“La gran mayoría de las empresas catalanas hubieran querido un resultado distinto”, ha dicho. Ante la posible llegada de más compañías, que no han sido muchos hasta ahora, ha pedido que Aragón tiene que “dejar de ser la comunidad con una mayor presión fiscal”. Esto “lastra la generación de actividad económica y la atracción de empresas y creación de empleo”. En este sentido, ha criticado el Impuesto de Hidrocarburos y sus consecuencias negativas como los 46,5 millones de litros menos vendidos por las gasolineras, que suponen 8,9 millones de euros sin recaudar en IVA.

En el balance del año económico aragonés, la patronal ha destacado el dinamismo del consumo, la inversión de bienes de equipo y construcción y las exportaciones. Estas crecieron un 7,8% hasta septiembre, mientras las importaciones avanzaron un 1,3%, dejando un superávit comercial de 935,43 millones de euros.

Todos los sectores económicos crecieron y la tasa de paro quedó en el 10,5%, 5,9 puntos por debajo de la tasa nacional.

Preguntado por los posibles efectos de los ajustes que se negocian en la planta de Opel en Figueruelas, Callizo ha afirmado que desde la patronal “estamos convencidos de que llegarán a un acuerdo como han venido haciéndolo”, en la actual negociación del convenio colectivo, y que eso “llevará a que lleguen nuevos modelos”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión