Economía
Suscríbete por 1€

Mario Buisán: "La digitalización es una palanca para hacer política industrial"

El director general de Industria y Pyme del Ministerio de Economía defiende la apuesta por la tecnología para lograr que España tenga más empresas medianas.

Mario Buisán
Mario Buisán: "La digitalización es una palanca para hacer política industrial"

El Gobierno está apoyando con más ayudas a empresas que trabajen en transformación digital. ¿Lo hace porque estamos más retrasados en la materia que otros países de nuestro entorno?

La transformación digital para el Ministerio de Economía y la Dirección General de la Industria y la Pyme se ha convertido en una de las prioridades fundamentales de la política industrial. No porque pensemos que estamos retrasados sino porque consideramos que la digitalización se ha constituido ahora como un factor fundamental de competitividad. La digitalización es una palanca fundamental para hacer política industrial. Es un nuevo factor de competitividad que hasta ahora existía de forma muy difusa pero desde hace unos años se ha planteado de forma muy clara.

Hay otro ministerio que aborda este tipo de temas. El de Energía, Turismo y Agenda Digital. ¿Cómo se coordinan para no interferir en lo que hace el otro? ¿Están ustedes más con las empresas industriales y ellos con las proveedoras de tecnología?

Simplificando mucho, sí. Nuestro foco fundamental es la empresa industrial y más la demanda de digitalización si podemos verla de esa manera. El otro ministerio se centra más en la parte de infraestructuras y en la parte de la oferta, lo que llamamos habilitadores tecnológicos. Ellos son los responsables de la oferta y nosotros, de la demanda. De cómo las empresas, básicamente industriales, van a aprovechar esa oferta tecnológica.

¿La demanda está muy disparada? Empresas aragonesas, por ejemplo, trabajan en digitalización desde hace tiempo. Algunas dicen que hay una sobreoferta de foros y asesorías sobre temas relacionados con la Industria 4.0. ¿No nos hemos pasado?

No está muy lejos de la realidad quien dice que esto de digitalización o Industria 4.0 es en realidad lo que llamábamos innovación. Es verdad que cuando estás digitalizando estás innovando, pero la digitalización es un fenómeno más complejo, más integral. No es solo la parte de desarrollo tecnológico, afecta también al cliente. El cliente en gran medida está determinando la reacción de las empresas, está sentando las bases de por dónde deben ir. En cuanto al tema de los seminarios o foros, creo que eso es muy bueno. En nuestra estrategia, la de Industria conectada 4.0, que empezamos hace ya dos años o dos años y medio, una de las líneas de trabajo fundamentales es la concienciación, porque en esto nos estamos jugando mucho.

¿Había que generar más cultura en la materia?

Sí, de hecho hemos constatado que esa concienciación ha estado aumentando. Creo que el mensaje está calando cada vez más en las empresas. Para poder empezar a tomar medidas tienes que conocerlo y creértelo.

Su dirección general también tiene responsabilidad en política de pymes. ¿Están dirigidas sus acciones más hacia las pymes al dar por sentado que las grandes ya están posicionadas?

Nos dirigimos especialmente a la pyme, sí. Y dentro de ella, más a las medianas, porque estas pueden hacer de efecto tractor. Al final, para que una empresa pequeña, y no digamos una microempresa, se digitalice, si su cliente –que puede ser o es una mediana– está en proceso de digitalización, tiene que adaptarse.

¿Tenemos suficientes empresas medianas en España? No está el parque empresarial dominado solo por grandes o pequeñas?

Sí, en España no solo hay muchas pequeñas, sino incluso microempresas, que son de menos de 10 trabajadores. El tamaño es importante, de hecho es una de las prioridades que se ha marcado el ministro dentro de su política de empresa. Pero tampoco nos diferenciamos tanto de otros países de Europa, salvo el caso de Alemania, que sí que tiene un grupo de medianas importantes.

Medianas que quizás aquí consideraríamos grandes.

Sí, mediana en principio es hasta 250 trabajadores, pero eso puede ser grande. España está como Francia e Italia. La dimensión es una de nuestras prioridades, porque una empresa más grande es más innovadora, más internacional, más competitiva. Todo ventajas. La micropyme tiene que convertirse en empresa pequeña y esta, en empresa mediana.

¿No cree usted que las políticas para conseguir tener más empresas medianas ha fracasado en España?

Creo que esto siempre se ha dicho pero no ha sido una prioridad tanto como ahora. Para conseguirlo se necesita mucho tiempo, modificar en décimas el porcentaje del entramado empresarial cuesta. Las empresas crecen poco a poco, no pasan de 8 a 80 trabajadores en seis meses.

También están las fusiones y adquisiciones. ¿Las apoyan? Algunos piensan que el asociacionismo puede ser una solución.

Es un paliativo interesante pero no es el objetivo final. En todas las instancias se prima y se privilegia la asociación, nosotros lo hacemos. En innovación, en comercio… Se fomenta el consorcio de exportación, por ejemplo. Pero al final, para evaluar cualquier política se necesita mucho tiempo.

Ha participado en Zaragoza en un acto de Tecnara, clúster de tecnología que ha conseguido más ayudas del Ministerio que la mayoría de comunidades autónomas. ¿Está Aragón mejor situada que otras regiones en este campo?

Aragón está bien situada. Tiene un peso industrial por encima de la media española y eso se refleja en que los agentes jugadores son más numerosos y también están más desarrollados y mejor posicionados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión