Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PSA pide a Figueruelas más esfuerzo en reducir costes y lo vincula a posibles inversiones futuras

El vicepresidente de Manufacturas del grupo francés, Yann Vincent, y el de Opel, Rémi Girardon, se reúnen a petición propia con el comité de empresa de la planta.

Un operario en el área de control final de calidad en Figueruelas.
Un operario en el área de control final de calidad, que se hace mediante verificaciones con voz.
Opel

El mismo mensaje que PSA ha transmitido por activa y por pasiva en los casi tres meses que lleva al frente de Opel, que hay que esforzarse mucho más en reducir costes y que no basta con lo que se ha hecho hasta ahora, es el que trasladó ayer el vicepresidente de Manufacturas del grupo francés, Yann Vincent, a los miembros de la comisión permanente del comité de empresa de la planta de Figueruelas. Le acompañó en su visita a la fábrica su homólogo en Opel, Rémi Girardon, aunque no habló en el encuentro con la representación de los trabajadores.

Fue Vincent el que se dirigió a los sindicatos para hablarles de la necesidad de lograr mayor eficiencia en la fábrica de Opel España recortando gastos superfluos en todas las áreas del negocio. Si las factorías de PSA lo consiguieron hace cinco años, dijo, las de Opel también podrán hacerlo. Convencido de que así será, mencionó la filosofía del grupo de dejar autonomía a las plantas para que hagan sus deberes, ya que las futuras inversiones irán acordes con la capacidad que demuestren de hacer esos mayores esfuerzos.

En su alocución, Vincent aludió a que los criterios industriales y empresariales primarán frente a los políticos, en referencia a épocas pasadas en las que el mayor peso de Alemania (con varias plantas de Opel) influyó en las decisiones de General Motors sobre la reestructuración de su filial europea.

Ser rentables y volver a ganar dinero son las dos reglas de oro, recordó el directivo, que van a dirigir los cambios en una Opel por cuyas plantas ya se escucha el acento de numerosos ingenieros y directivos franceses. "No nos han dicho ni cómo ni por dónde ha de empezar esa reducción en costes. Nosotros les hemos planteado nuestra disposición al diálogo y al acuerdo siempre que haya un reparto equilibrado para todos", destacó José Carlos Jimeno, secretario general de la sección sindical de UGT en Figueruelas, que estuvo en la reunión con los vicepresidentes de Manufacturas de PSA y Opel, acompañado de la presidenta del comité, Sara Martín, y de Pedro Bona.

"Ha sido un contacto inicial en el que les hemos agradecido haber solicitado reunirse con la parte social, pero no han hablado de medidas concretas sino solo de que PSA consiguió darle la vuelta a la situación de pérdidas y su confianza en que Opel también volverá a la rentabilidad en 2020", añadió. Tras la exposición de Yann Vincent, los representantes de los sindicatos que integran el comité también tuvieron oportunidad de hablar para recordarle los importantes sacrificios que ya ha asumido la plantilla de Zaragoza desde el inicio de la crisis y la necesidad de que sean tenidos en cuenta por el grupo PSA. Pedro Bona hizo especial hincapié en la necesidad de no volver a cometer errores como el de sustentar las decisiones del negocio en cuestiones políticas más que empresariales, como ha venido ocurriendo en el pasado.

Desde otras centrales sindicales recordaron que la masa salarial ya se ha reducido bastante en los últimos años y que habría que buscar la rebaja de costes en otras áreas. Yann Vincent volvió a argumentar que "del mayor esfuerzo por parte de todos" dependerá la vuelta a la rentabilidad. En su encuentro con el comité ejercieron de anfitriones Antonio Cobo, director de la planta, y Carlos Iglesias, de Recursos Humanos.

A la espera del plan de 100 días

En esta primera toma de contacto formal no se abordaron medidas concretas para rebajar el coste de fabricar coches en Figueruelas ya que ambas partes, empresa y parte social, esperan a que las directrices las marque el plan de los cien días que está ultimando la dirección europea de Opel. Precisamente la próxima semana está convocado en Alemania el Foro Europeo de Empleados y es posible que ahí se les adelante algo.

Mientras tanto, esta pasada semana tuvo lugar la visita a la planta zaragozana de la dirección de la factoría de PSA en Vigo, que quería ver ‘in situ’ las mejoras en competitividad y cuáles se podrían aplicar en su centro de trabajo. Lo que más les sorprendió es la ‘smart factory’ o fábrica ‘inteligente’, ya palpable en naves de Figueruelas como la de Pinturas, así como los procesos de digitalización que buscan subsanar errores antes de que se produzcan.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión