Economía
Suscríbete por 1€

La D. O. Cariñena rebaja sus previsiones de vendimia hasta los 77 millones de kilos de uva

La sequía y las altas temperaturas explican la merma de la producción, cuya calidad es "muy buena".

El presidente de la Denominación de Origen Cariñena, Ignacio Casamitjana –segundo por la izquierda– brinda con sus predecesores Antonio Ubide, Félix Báguena y José Luis Mainar, ayer en la presentación de la nueva campaña del Vino de las Piedras.
La D. O. Cariñena rebaja sus previsiones de vendimia hasta los 77 millones de kilos de uva
Guillermo Mestre

La Denominación de Origen Cariñena tendrá una cosecha inferior a la prevista inicialmente. Si a primeros de agosto las expectativas de vendimia apuntaban a una cosecha media, esto es, 83 millones de kilos de uva, ayer el presidente del consejo regulador, Ignacio Casamitjana, reconoció que la producción rondará los 77 millones de kilos, una cifra muy inferior a la obtenida en las tres últimas campañas y para la que hay que remontarse hasta 2013. Si en aquel año fueron las lluvias y el frío las que condicionaron la merma, en esta ocasión es la sequía y las elevadas temperaturas las que explican este descenso.

No ha ayudado el excesivo calor ni la ausencia de precipitaciones en el mes de agosto, justo cuando se produce la maduración, pero Casamitjana explicó que ha sido las adversidades del clima soportadas durante toda la campaña, de otoño a verano pasando por el invierno y la primavera, las que han condicionado que una vendimia a la baja. Quizá, reconoció el presidente de la D. O., las lluvias de los últimos días puedan permitir que una maduración más lenta de la uva, "pero son muy recientes, comenzaron el domingo y ya veremos qué efectos tienen", matizó.

A lo que sí ha contribuido un clima tan cálido es al adelanto de la vendimia, este año más temprana, aunque sin llegar a hacer historia, como sí ha ocurrido en otras denominaciones españolas, entre ellas la de Somontano. Así, las bodegas comenzaron a recoger la pasada las variedades blancas y se espera que a lo largo de esta semana, si la lluvia lo permite, se vaya extendiendo la recolección por las 13.768 hectáreas de viñedo que integran la denominación más grande y más antigua de Aragón.

Eso sí, aunque la producción sea más corta, los técnicos de la denominación ya han adelantado que la uva presenta un excelente estado sanitario, por lo que se prevé que la calidad de los vinos será también "muy buena".

Mayor presencia nacional

Los datos los ofreció el presidente del consejo regulador tras la presentación de los variados actos con los que la Cariñena quiere volver a impulsar su campaña de promoción del Vino de las Piedras, para lo que ha organizado la segunda edición de ‘Sorpresas en el restaurante’, una iniciativa en la que la denominación quiere involucrar a la restauración para "ganar presencia en el complicado mercado nacional", señaló Casamitjana.

El presidente detalló que en la actualidad esta denominación exporta el 67% de su producción por todo el mundo, siendo sus principales clientes, y por este orden, Alemania, el Reino Unido y Estados Unidos. El resto, se comercializa en España y especialmente en Aragón, "una muy buena plaza, estamos en casa", dijo Casamitjana.

La denominación no tiene intención de descuidar los mercados internacionales. Todo lo contrario, su objetivo es potenciar su presencia allá donde está y abrirse paso en países tan apetecibles como Canadá o China. Sin embargo, también tiene la mirada puesta en la demanda interior, a la que quiere conquistar con la calidad de sus vinos. "Con campañas como esta (la del Vino de las Piedras) queremos incrementar el porcentaje de nuestras ventas, aunque este es un mercado muy saturado y muy complejo", reiteró Casamitjana.

Lo que sí está cumpliendo la denominación más grande de Aragón son sus expectativas de crecimiento comercial. Durante el primer semestre del año, la denominación ha comercializado en torno a los 29,5 millones de botellas, lo que supone un incremento del 1,5% respecto al mismo periodo del año anterior. Y prevé que a final del ejercicio el incremento sea un 3% superior a los 53 millones de botellas vendidas en 2016.

Sede mundial de la cariñena

En su primer acto oficial como presidente de la D. O., Casamitjana recordó que uno de sus principales objetivos es convertir a Cariñena en la sede mundial de la variedad de uva que lleva su nombre.

Una iniciativa que incluye la organización de un concurso internacional de vinos elaborados, al menos con el 75% de la variedad cariñena –conocida también como mazuela–, que el nuevo presidente trasladará al consejo rector elegido el pasado 20 de julio en una reunión prevista para "muy pronto".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión