Despliega el menú
Economía

BSH España incrementa un 11% sus beneficios en 2016 y alcanza los 70,1 millones de euros

La compañía de electrodomésticos registra una facturación de 1.576,7 millones, ligeramente inferior a la del año anterior. La actividad exportadora de la compañía, en el 50,19%.

Una operaria, en las instalaciones de BSH Electrodomésticos en Montañana.
BSH España incrementa un 11% sus beneficios en 2016 y alcanza los 70,1 millones de euros
Aránzazu Navarro

BSH Electrodomésticos España registró en 2016 una facturación de 1.576,7 millones de euros, cifra muy cercana a la del año anterior (1.580,24 millones), si bien en beneficios obtuvo un incremento de dos dígitos: El resultado del ejercicio fue de 70,13 millones, monto económico que supera en un 11% los 63,19 millones de 2015, según consta en el Registro Mercantil de Zaragoza.

En el correspondiente informe de gestión del ejercicio pasado BSH apunta que 2016 "ha sido para el sector de línea blanca el tercer año consecutivo de crecimiento", ya que aunque "el mercado de vivienda nueva, una de las palancas de este sector, todavía no se recupera" sí lo hace "tanto el mercado de vivienda de segunda mano como el aumento de la reforma del hogar (cocinas)". "Estos indicadores, junto con un mejor clima de consumo, están ayudando a que se esté recuperando el sector", añade.

Al hilo de la mejora del resultado de 2016, BSH indica que "aún cuando ya veníamos haciéndolo en ejercicios anteriores, el cada vez más largo y duro contexto económico en el que vivimos nos exige una mayor eficiencia y eficacia de los mismos, así como un exhaustivo control y seguimiento de los gastos". El incremento del 11% en las ganancias, en todo caso, es muy inferior si lo comparamos con el aumento registrado en 2016 respecto a 2015, que fue del 80,80% (63,19 millones frente a los 34,9 millones del año anterior), dato en el que influyó la desaparición de un importante competidor como Fagor.

En cuanto a sus marcas, en BSH están muy satisfechos con su evolución, en particular con la aragonesa Balay, cuyas campañas de publicidad –con varios de sus trabajadores como protagonistas– han tenido mucho éxito. El grupo alemán fabrica –en sus centros de Montañana y La Cartuja (Zaragoza), Esquíroz (Navarra), Santander y Vitoria– y comercializa en España las marcas globales Bosch y Siemens, Gaggenau y Neff, y las marcas locales Balay y Ufesa. Su cartera de productos abarca todo el espectro de electrodomésticos modernos desde hornos, campanas extractoras, lavavajillas, lavadoras, secadoras, frigoríficos y congeladores hasta pequeños aparatos como aspiradores, cafeteras, batidoras, planchas y secadores.

"Nuestras marcas en el mercado nacional de línea blanca han conseguido colocarse en las tres primeras posiciones en participación de mercado", afirma la compañía, que señala asimismo que esas marcas "continúan estando entre las cuatro más apreciadas por el consumidor gracias a la fuerte y eficaz inversión de BSH Electrodomésticos España sigue realizando en ellas".

La filial española de BSH recoge también en su informe de gestión que su pertenencia a una multinacional "redunda en que nuestros productos fabricados no solamente tengan como destino el mercado nacional sino también el exterior, lo cual es un aspecto altamente positivo en la situación actual por la evolución del crecimiento de las diferentes economías y mercados a nivel mundial". En este sentido, BSH España registró en 2016 un porcentaje de exportaciones del 50,19%, 48,57% en países europeos. El 49,81% restante de sus ventas se destinó al mercado nacional.

Etiquetas
Comentarios