Despliega el menú
Economía

Exide Tudor invierte 4,6 millones en la planta de La Cartuja para ganar en capacidad productiva

Esta partida forma parte de un plan de seis años dotado con un total de 21 millones para modernizar esta fábrica, que emplea a 429 trabajadores y factura 124,4 millones.

Ser más competitivos y ganar en volumen. A eso van dirigidas las inversiones de 4,6 millones que destina este año la multinacional americana Exide Technologies a la antigua Tudor, en La Cartuja, que produce sobre todo baterías industriales en un 70% para exportación y una pequeña parte de baterías Orbital (63.000) para automoción. "Están metiendo dinero no solo este último ejercicio fiscal, de febrero de 2016 a marzo de 2017, sino durante los últimos seis años hasta completar un total de 21 millones de inversión. El objetivo: ganar en capacidad productiva", explica Fernando Ibáñez, de CC. OO. y presidente del comité de empresa de la planta zaragozana.

"Han hecho un plan estratégico de inversiones y ahorro de costes no solo para La Cartuja sino para todas las plantas que tienen en España con el fin de hacerlas más rentables", añade Javier Mirallas, que dirige el comité intercentros de la multinacional.

"Nuestra capacidad productiva, de 1,3 millones de baterías al año, está cerca del 100%. Este ejercicio hemos producido 1,1 millones y hemos consumido 23.774 toneladas de plomo (llega en lingotes a la planta de Zaragoza desde la de reciclaje de San Esteban de Gormaz y varios molinos lo convierte en polvo para hacer las baterías)", detalla. Actualmente al tener tanto volumen de trabajo, "se forman cuellos de botella en la línea de semielaborados y en otras secciones y estamos teniendo que meter de 15 a 18 relevos de personal o correturnos para que la producción no pare".

Con la inversión continuada en estos años, recuerda Mirallas, lo que se ha pretendido es optimizar los procesos mediante "maquinaria nueva que nos permita un mayor volumen". Solo la nueva máquina de soldadura automática y los módulos de carga rápida de baterías que se han incorporado han supuesto el desembolso de entre 2 y 2,5 millones y un millón más en una nueva línea para fabricar la placa positiva de la batería , destaca. También se ha instalado un nuevo molino.

Son 429 trabajadores (de los que unos 73 son eventuales) los que emplea la planta de Exide Tudor en La Cartuja, que fabrica todo tipo de baterías industriales desde las que llevan las máquinas elevadoras hasta las antenas de repetición de televisión, las de los quirófanos o las de los carritos de golf. "Junto con la batería terminada, hacemos elementos para otras fábricas de Exide en Europa. Trabajamos ‘intercompany’", apunta Ibáñez, ya que hay otras dos plantas en Alemania que también hacen batería industrial.

"Los resultados en este ejercicio fiscal han sido buenos, pero podrían haber sido mejores si no hubiera estado tan caro el precio de la materia prima", indica Mirallas. Así, en 2017, Exide Tudor España cerró con una facturación de 439 millones de euros frente a los 404 del ejercicio anterior, es decir, un 8,7% más, mientras que la cifra de ventas solo en Exide La Cartuja fue de 124,4 millones frente a los 113,2 del pasado año, es decir un 9,9% más. Otra cosa fue el resultado antes de impuestos que en España fue de 10,7 millones frente a 9,2 de 2016, el 16,3% más, mientras que en la planta zaragozana pasó a 7,1 millones de los 6,1 millones del año anterior. Unos resultados, que aún no son los que espera la compañía sobre todo por el mayor coste que ha tenido el plomo y porque se han retrasado pedidos importantes como las baterías para submarinos, admitieron ambos sindicalistas.

No obstante, "desde que la multinacional salió en 2015 en Estados Unidos del capítulo 11, los resultados han ido mejorando a nivel de grupo y en Europa sobre todo debido a la revalorización de activos y la apuesta de la multinacional norteamericana por fortalecer el negocio industrial en Europa", manifiesta Mirallas. "La compañía, además de invertir, quiere ahorrar en la parte logística haciendo llegar un producto de más valor (la batería ya montada) directamente al cliente y no a un almacén logístico desde donde repartirla después, abunda Ibáñez. Exide Technologies tiene en España actualmente 1.421 empleados, de los que 429 están en Zaragoza y el resto se reparte en las plantas de Azuqueca y Manzanares, que hacen sobre todo baterías para coches, así como en el centro de transformación del plomo de San Esteban de Gormaz.

Etiquetas
Comentarios