Despliega el menú
Economía

Los daños por la sequía en Aragón suman 40 millones y afectan a 10.000 explotaciones

Las pérdidas se centran en la margen derecha del Ebro, donde la cosecha de cereal ha sufrido una merma del 40%. El Gobierno subvencionará créditos a los agricultores.

El consejero Joaquín Olona –a la izquierda– presidió ayer la reunión de la Mesa de Producciones Agrarias en la sede de la DGA.
Los daños por la sequía en Aragón suman 40 millones y afectan a 10.000 explotaciones
Guillermo Mestre

La sequía ha reducido un 40% la cosecha de cereal de invierno en los secanos de la margen derecha del Ebro, y especialmente en la provincia de Teruel, la más castigada por la casi total ausencia de precipitaciones y las elevadas temperaturas. Un porcentaje que toma como referencia una cosecha media en Aragón, porque si la comparación se realizara respecto a la extraordinaria campaña anterior, el porcentaje sería mucho más abultado.

Estos daños suponen pérdidas por valor de 40 millones de euros y afectan a unas 10.000 explotaciones. Es la provincia de Teruel la que sufre la situación más crítica, ya que la ausencia de precipitaciones ha reducido la producción de cereal en 140.000 toneladas y los daños sufridos en 6.350 explotaciones alcanzan los 23 millones de euros.

La sequía también ha afectado seriamente al secano de Calatayud y Daroca, comarcas zaragozanas en las que las mermas oscilan entre el40% y el 25% respecto a una cosecha normal y en las que 2.000 explotaciones cerealistas dejarán de ingresar unos cinco millones de euros. Hay también pérdidas en el eje central del Ebro, a las que hay que sumar además los daños que provocaron las heladas y el granizo.

Los datos los pusieron ayer sobre la mesa los representantes de la Consejería de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, con el consejero Joaquín Olona a la cabeza, durante la reunión de la Mesa de Producciones Agrarias, en la que participaron también representantes de las organizaciones agrarias, de Cooperativas Agroalimentarias, de la Confederación Hidrográfica del Ebro, de los regantes y de Agroseguro. En ella Olona reconoció que la producción total de cereal de invierno en la Comunidad será una cosecha próxima a la media de los últimos 17 años, esto es, dos millones de toneladas. Una cantidad que el propio consejero reconoció que "es engañosa" porque el potencial del regadío amortigua las irregularidades climáticas del secano y enmascara la "preocupante" situación que viven especialmente los agricultores turolenses que además, recordó "llevan cuatro o cinco años soportando daños por sequía".

Para intentar amortiguar esta difícil situación Olona anunció que el Gobierno habilitará una partida –todavía por determinar– para subvencionar el interés de una línea de prestamos de hasta 50 millones de euros. La medida irá destinada "exclusivamente a los agricultores profesionales o a explotaciones prioritarias de la margen derecha del Ebro", señaló Olona, y además solo podrán beneficiarse de ellos aquellos que acrediten que su explotación dispone de seguro agrario. "Hemos puesto este condicionamiento para dirigir el mensaje claro y nítido de que la herramienta fundamental para la gestión de los riesgos climáticos son los seguros agrarios", insistió el consejero que aseguró que en la zona afectada por la sequía el nivel de aseguramiento está cercano al 75%.

Aunque Olona reconoció que no podía fechar el momento en que estarán disponibles estos préstamos, aseguró que se está trabajando con las entidades financieras "porque el objetivo, y digo objetivo, es conseguir que el interés a pagar por los agricultores sea lo más próximo a cero".

PAC y decreto

Además, y para mejorar la la liquidez de los agricultores afectados por las pérdidas, Desarrollo Rural facilitará el cobro anticipado de las ayudas de la PAC si, como parece más que probable, Bruselas aprueba la petición del Ministerio para abonar el 70% de la subvención a partir del 16 de octubre. "Por supuesto que lo adelantaremos, pero los pagos los podremos afrontar durante la primera semana de noviembre y a aquellos que cumplan los requisitos administrativos".

Y ante el malestar que ha provocado que el Ebro haya quedado fuera del decreto de sequía que establece ayudas para las cuencas del Júcar, el Segura y el Duero, el consejero explicó que desde su Departamento se ha pedido al Ministerio la inclusión de la margen derecha y el eje central, pero reconoció que no ha tenido todavía respuesta formal. Eso sí, Olona detalló que desde la subsecretario de Agricultura justificaron la decisión del Ministerio argumentando que solo se contemplan ayudas para cuencas enteras. "Nosotros vamos a seguir insistiendo para que se contemple en este decreto a la margen derecha del Ebro porque cumple las mismas condiciones de emergencia", reiteró.

Etiquetas
Comentarios