Despliega el menú
Economía

Dana lanza una línea de producción totalmente automatizada tras una inversión de 4,5 millones

La proveedora de automoción que emplea a 275 personas en Malpica logró una facturación récord en 2016 de 40,7 millones y un beneficio de 5,4 antes de impuestos.

Una de las operarias de Dana revisa una de las pantallas termoacústicas que fabrican.
Dana lanza una línea de producción totalmente automatizada tras una inversión de 4,5 millones
Aránzazu Navarro

La mejora continua y la inversión tecnológica han permitido a la planta zaragozana de Dana Automoción convertirse en la segunda mejor del grupo. El presidente de la multinacional americana, Dwayne Matthews, acudirá el miércoles a Zaragoza, para entregar al director de la planta, Alfonso Orduña, en representación de toda la plantilla, el ‘Silver Award’, un premio al récord en ventas del pasado año, 40,7 millones, y un beneficio antes de impuestos del 13,26%, es decir, 5,4 millones de euros.

La apuesta en Industria 4.0 que viene desarrollando desde hace un par de años con una nueva línea de montaje completamente automatizada, en la que han invertido 4,5 millones y que les permitirá sacar ya en 2018 una producción anual de 4 millones de piezas, así como el esfuerzo realizado por diversificar y optimizar los procesos –a través del Dana Operating Sistem (DOS) similar al sistema de producción de Toyota– les ha permitido lograr estos resultados.

"Lo que ha supuesto el boom de la planta es la producción de pantallas termoacústicas para distintas piezas del motor, así como juntas metálicas que hacemos fundamentalmente para Faurecia y Eberspacher. También trabajamos como Tier 1 fundamentalmente para Ford, pero es sobre todo la nueva línea, ahora en rampa de lanzamiento, la que nos permitirá incrementar volumen", explicó Orduña.

Poca industria auxiliar en Aragón, según el veterano directivo, dispone de una línea con tanta tecnología como esta con todos sus puntos sensorizados y conectados con lo que obtienen información de las producciones en tiempo real. Un total de 14 robots y 6 prensas dan forma a las piezas, actualmente para PSA y para Jaguar, y solo cuatro personas de forma directa se encargan de darles el acabado final recubriendo el acero con fibra y empaquetándolas. Cuentan también con el sistema RFID, de identificación por radiofrecuencia, que controla que todo esté en su lugar aportando mayor eficiencia logística. "Aquí se trabajará a tres turnos una vez esté a pleno funcionamiento. Este año haremos sobre 600.000 unidades fundamentalmente para las plantas ensambladoras de Faurecia y Jaguar en Portugal, pero la idea es llegar a 4 millones de piezas el año que viene", señaló el director de planta. Audi o Volkswagen son otros clientes a los que Dana les fabrica piezas sobre todo de motor. "La estrategia del grupo es que nosotros cubramos las necesidades del sur de Europa y norte de África". La exportación supone el 85% ya que desde Malpica mandan parte de las piezas a la fábrica que Dana tiene en Neu-Ulm (Alemania) y el resto para la mayor parte de fabricantes de coches que operan en España.

Ir creciendo en primer equipo

Fue hace dos años cuando la central de Dana les autorizó esta inversión millonaria en Industria 4.0. "La maquinaría ha venido de Alemania en su mayor parte, pero todo el montaje de la parte final lo hemos desarrollado en Zaragoza ayudados por la ingeniería Cyo", añadió el directivo cuyo objetivo es seguir incrementando la cifra de negocio, este año entre un 5% y un 8% más.

Actualmente el recambio (principalmente de juntas de culata con las marcas Glaser y Victor Reinz) sigue representando el 75% del negocio de la planta de Dana en Malpica mientras que el primer equipo supone el 25%. "El cambio se va a dar a partir de 2018 cuando queremos elevar ese 25% al 40%", avanzó Orduña. "El sector vive uno de los mejores momentos de su historia. Casi todo los fabricantes tienen nuevos modelos y en nuestro caso, no cabe duda", indicó. Superada la crisis "durante la que se produjo una caída drástica del producto tradicional, hemos sabido reorientar nuestro negocio con una nueva estrategia", y "volver al crecimiento". Eso sí, remarcó el director de planta, "con muchísimo esfuerzo por parte de todos porque cambia el método, los requerimientos de los clientes y hay que adaptarse no solo en lo tecnológico".

Con 22.000 metros cuadrados repartidos en 8 naves, esta fábrica da trabajo a 275 personas. Además, cuenta con un espacio habilitado para taller de mantenimiento en el que varios operarios se ocupan de tener todo el utillaje a punto para que la producción no pare.

Etiquetas
Comentarios