Despliega el menú
Economía

Pikolin lanza al mercado el primer colchón inteligente que mide la calidad del sueño

Artistas como Malikian ejercieron de anfitriones en su presentación en Madrid.

Sandra Barneda, Ara Malikian, Lourdes Montes y Manel Fuentes, sobre el colchón, ayer en Madrid .
Sandra Barneda, Ara Malikian, Lourdes Montes y Manel Fuentes, sobre el colchón, ayer en Madrid .
I. Hidalgo

Coches que se conducen solos o colchones medidores del descanso no son inventos del futuro, sino que ya están aquí.Pikolin acaba de lanzar al mercado, en colaboración con la ‘start up’ española Geeksme, el primer colchón inteligente que además de servir para dormir es capaz de evaluar la calidad del sueño de la persona que está descansando sobre él. Y no solo eso, también su ritmo cardiaco, si está profundamente dormido o no y cómo es la calidad de sueño para saber porqué una noche que duerme hasta ocho horas se despierta más cansado.

Una inversión de 3 millones de euros y una investigación realizada durante un año han permitido dar con el Smart P!K que se vende desde hoy en el mercado español y portugués a partir de 599 euros. "Vendemos colchones pero queremos vender descanso y mejorar la calidad de vida de nuestros clientes", explicó César Isac, responsable de Diseño e Innovación de Pikolin. "Vamos buscando siempre la innovación, viendo necesidades no cubiertas para darles una respuesta y esto es lo que hace este colchón inteligente", dijo. Dotado de un sensor y con tres más en una pulsera que es una extensión del colchón, permite medir los movimientos, el ritmo cardiaco, la temperatura y otras constantes que influyen en el sueño. Mediante ‘bluetooth’, estos datos son enviados a una aplicación móvil disponible tanto para los iOs como para Android que permite al usuario conocer por la mañana cómo ha dormido y las razones de un buen o mal sueño. "No ha sido fácil dar con esta solución innovadora, había alguna otra a nivel de prototipo, pero lo importante es haber sido los primeros en comercializarlo", destacó Isac, precisando que ya está disponible en inglés, español y francés. "El reto ha sido dar con una tecnología fácil de manejar y accesible en precio", dijo.

"Es el usuario el que debe beneficiarse del internet de las cosas y el grupo Pikolin ha sido muy valiente a la hora de ofrecer un producto tecnológico de gama alta al alcance de todos", añadió Ángel Sánchez, cofundador y director general de Geeksme, la ‘start up’ que ha colaborado en el desarrollo de este colchón inteligente. "Somos una empresa innovadora. Y nos pareció una gran oportunidad trabajar con el líder del descanso en hacer un colchón que le permite al cliente saber cómo duerme y mejorar su calidad de vida", señaló.

Asimismo, explicó que la pulsera debe de estar en un radio cercano al colchón para que los sensores se activen, registren la actividad y la memoricen enviándola a la app: "Con los datos recogidos la aplicación ofrece un análisis detallado a través de gráficas diarias sobre la calidad del descanso". Y no solo eso, "te dice si sufres estrés, te recomienda no tomar cafeína a partir de determinadas horas y te da una serie de recomendaciones para crearte una rutina del sueño", abundó Sánchez. Y es que el colchón inteligente da distintas posibilidades de uso: en modo ‘coach’ o asistente virtual, que propone medidas para mejorar la calidad del sueño y en modo amor que mide la actividad sexual del durmiente con datos de uso exclusivo del usuario.

"Este colchón inteligente es una forma de democratizar la tecnología. No me cabe la menor duda", afirmó Sánchez, de Geeksme, mientras que Isak, de Pikolin, dijo estar trabajando ya en una nueva versión de este colchón inteligente, el primero del mercado y 100% español.

Etiquetas
Comentarios