Economía
Suscríbete por 1€

El Gobierno aprueba decretos de sequía para el Duero y el Júcar pero se olvida del Ebro

La falta de lluvias ha provocado graves pérdidas en los cultivos de la margen derecha de la cuenca en Aragón.

Un agricultor muestra la situación de su producción de cebada por la falta de agua.
Un agricultor muestra la situación de su producción de cebada por la falta de agua.
A. García/Bykofoto

El Consejo de Ministros aprobó ayer el Real Decreto Ley de medidas urgentes para paliar los efectos de la sequía en las cuencas hidrográficas afectadas del Duero, Júcar y Segura. Unas medidas que, aunque no reconocen ayudas directas que permitan compensar las pérdidas de una forma económica, incluyen exenciones en los cánones de regulación y en la cuota de tarifa.

Las medidas se olvidan, sin embargo, de la cuenca hidrográfica del Ebro, en la que los cultivos también se están viendo afectados por la ausencia de precipitaciones. Es cierto, como han señalado durante las últimas semanas tanto los representantes de las organizaciones agrarias como del departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, que los productores de cereal de invierno de la margen izquierda recogerán una cosecha media. Situación muy distinta es la que presentan los cultivos en la margen izquierda, donde buena parte de la cosecha"está totalmente perdida".

Eso sí, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, justificó dichos decretos explicando que según los últimos indicadores, el Segura está en situación de emergencia y el Júcar y el Duero en situación de alerta. "Estas son las cuencas que cumplen con los requisitos para poder poner en marcha las medidas que hoy (por ayer) han sido aprobadas. Si cualquier otra cuenca entrara en esta situación estas medidas se harían extensivas a las cuencas que se sitúen en las mismas circunstancias", dijo Isabel García Tejerina.

Reunión el 29 de junio

Mientras, las medidas para paliar los efectos de la sequía en Aragón podrían comenzar a perfilarse el 29 de junio. Esta es la fecha en la que la consejería que dirige Joaquín Olona ha convocado la Mesa de Seguimiento de Producciones, en la que participan las organizaciones agrarias, Cooperativas Agroalimentarias, regantes, la Confederación Hidrográfica del Ebro y Agroseguro.

En la reunión se presentará un informe de situación de las producción, un informe provisional del año hidrológico (que explicará la situación de las reservas de agua y la gestión de las zonas regables) y se analizará además un informe relativo a la campaña de seguros. El encuentro servirá además para que Gobierno y representantes del sector propongan medidas para minimizar las pérdidas soportadas por los agricultores y ganaderos.

Por otra parte, Ibercaja anunció ayer la puesta en marcha de un plan de apoyo para agricultores y ganaderos afectados por las recientes tormentas de pedrisco que se han producido en distintas localidades de Aragón, especialmente en las comarcas del Jiloca y de Calatayud.

La finalidad del plan, señaló la entidad, es garantizar la viabilidad de las explotaciones agropecuarias de las zonas afectadas y que los productores de las zonas afectadas puedan continuar realizando su actividad. Así, en él se contemplan líneas de financiación en condiciones especiales, que incluyen préstamos al 0% y con comisiones de apertura hasta el 1,5%, así como el anticipo de las ayudas institucionales o indemnizaciones de seguros a las que pudieran tener derecho.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión