Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Una empresa de Monzón desarrolla un nuevo producto contra el fuego

Castilla La Mancha se interesa por el Sallen Fire, que bloquea las llamas, actúa como retardante y es biodegradable.

La UME ya probó este material en el incendio de Chiloeches (Guadalajara) en agosto de 2016)
EL FUEGO DE UNA NAVE INDUSTRIAL EN CHILOECHES ESTÁ PERIMETRADO Y ESTABILIZADO

La lucha contra los incendios tiene un gran aliado en Monzón. La empresa Ingeniería y Control de Fuego, en el polígono de La Armentera, ha desarrollado un pionero producto destinado a combatir de forma rápida y eficaz los incendios. Su nombre es Sallen Fire y ha sido ideado por el equipo de investigadores dirigido por el empresario binefarense César Sallén, que se embarcó en esta aventura a raíz de la muerte de unos bomberos en el incendio de Guadalajara hace doce años.

Tras un intenso periodo de investigación y desarrollo, la empresa ha dado con la clave: un producto líquido, natural, inocuo, procedente de piedras minerales. El Sallen Fire bloquea el avance del fuego, actúa como retardante, y hace de cortafuegos, no contiene componentes tóxicos, es biodegradable, lo pueden aplicar los medios terrestres y aéreos, es anticorrosivo, no desprende gases y se lava con agua.

Sallen Fire ha sido usado y probado por bomberos y por la Unidad Militar de Emergencia, en medios aéreos y terrestres, tanto en pruebas como en emergencias reales, entre las que destaca el incendio en la planta de residuos de Chiloeches (Guadalajara) en agosto de 2016. Este verano también lo utilizarán durante la campaña de incendios.

Precisamente, el presidente de la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha, el socialista Emiliano García–Page, y su consejero de Medio Ambiente, Francisco Martínez, visitaron ayer la planta de Monzón, acompañados por el alcalde, Álvaro Burrell, para conocer este producto con una demostración práctica.

Aragón y Castilla-La Mancha

El Gobierno de Castilla-La Mancha y el de Aragón ultiman un protocolo de colaboración en materia de prevención y extinción de incendios forestales, que se pondrá en marcha esta campaña. Así lo aseguró en Monzón el consejero de Medio Ambiente manchego. "Los incendios no obedecen a fronteras administrativas", señaló Martínez Arroyo quien destacó que ambos Gobiernos trabajan en "intensificar la relación que tenemos hasta ahora", sobre todo en los 200 kilómetros de superficie que comparten las dos Comunidades, en las provincias de Zaragoza, Teruel, Guadalajara y Cuenca, donde casi la totalidad de las superficies de contacto son masas forestales continuas.

El protocolo con la DGA comprenderá el intercambio de experiencias y prácticas en los procesos de planificación y gestión del operativo de prevención y extinción. El servicio de protección de incendios de ambas Comunidades utilizará este verano Sallen Fire.

Y en breve, otras autonomías lo utilizarán, como adelantó ayer el director general de la empresa César Sallen, que ya tiene previsto internacionalizar el producto. "Muchos países van a estar pendientes de cómo funciona el producto en los incendios que se produzcan en España para importarlo", aseguró. De momento, su planta en Monzón cuenta con cuatro empleados, pero se espera crecer exponencialmente en todo el mundo."La idea es montar más plantas en España, Europa y a nivel mundial para que no haya que transportarlo desde Monzón en cada incendio", aseguró.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión