Despliega el menú
Economía

Scanfisk amplía sus instalaciones para quintuplicar su capacidad de producción

La empresa aragonesa ha invertido tres millones de euros en una nueva nave de 2.800 m2.

Jorge Alonso, director de Marketing de Scanfisk, en las nuevas instalaciones de Mercazaragoza.
Scanfisk amplía sus instalaciones para quintuplicar su capacidad de producción
Toni Galán

La empresa aragonesa Scanfisk, dedicada a la venta de pescado fresco a granel y embandejado, ha ampliado sus instalaciones para atender al previsible incremento de la demanda de sus productos de valor añadido. Para ello ha invertido 3 millones de euros en una nueva nave de 2.800 metros cuadrados, con la que casi duplica la superficie de la empresa instalada en Mercazaragoza. De esta manera, la compañía, que nació en 1994 impulsada por Ángel García, tiene ahora capacidad para multiplicar por cinco su producción actual, 100 toneladas al mes de producto de valor añadido.

"Nos dimos cuenta de que añadir valor al pescado nos exigía tener más espacio de trabajo. Hubo un momento en que no teníamos superficie suficiente y había que decidir cómo seguir", explica Jorge Alonso, director de marketing del grupo. Fue entonces, explica Alonso, cuando el propietario y director general de la firma decidió dar un paso adelante y lanzarse a la inversión para dotar a Scanfisk de una nueva fábrica "modélica, no por sus dimensiones, sino por lo bien hecha y dotada que está", señala.

Y es que esta firma aragonesa, que en sus orígenes se dedicaba a la compra y venta de pescado decidió dar un giro a la actividad para ganar valor ofreciendo a los consumidores un pescado más accesible. Comenzaron con el fileteado y el embandejado e, innovación tras innovación, ya tienen en el mercado productos microondables –no preparados, sino en fresco– envasados al vacío, que se cocinan al vapor y que están listo en apenas tres minutos. Es la linea de productos Mr. Fisk, con los que la empresa aragonesa ha mejorado sus ventas y su presencia en los lineales de las grandes cadenas de alimentación y les ha abierto paso en el exterior.

"El mercado interior es muy limitado porque en España sabemos de pescado, no en vano es el país europeo que más consume este alimento, por lo que este tipo de alimento se asocia más a los jóvenes, a los ‘millennials’", señala Alonso, que destaca que Scanfisk entendía que la demanda interna no permitiría un crecimiento sostenible de la cifra de negocios a largo plazo. Así, que se lanzó a la exportación. Lo hizo hace dos años conquistando el mercado centroeuropeo y los países bálticos. Tanto que el 20% de los 52 millones que factura actualmente proceden de las ventas en el exterior.

Pero, quiere ir más allá. "Nuestro objetivo es conseguir en dos años que la exportación suponga el 50% de nuestra facturación", explica el director de Marketing de Scanfisk, que quiere abrirse camino en el continente asiático, especialmente en China, donde ya cuenta con clientes.

El plan estratégico de la empresa instalada en Mercazaragoza incluye además el objetivo de elevar en dos años su volumen de negocio hasta los 60 millones de euros y "que ese crecimiento llegue con los productos de valor añadido", detalla Alonso.

Nuevos productos

Uno de los platos fuertes de Scanfisk, que cuenta con las más exigentes acreditaciones higiénicas y de calidad, es su apuesta por la innovación y el desarrollo de productos y envases.

Su última innovación es el pescado en bandejas horneables –y hechas a mano–, "pensado para el consumo grupal, ya que contiene de dos a cuatro raciones", explica Alonso que detalla que este producto ya está presente en el mercado suizo y llegará a España "en unos dos meses".

También se trabaja en otras innovaciones que bajo la marca Wonderfisk ofertarán sopas de pescado o mejillones preparados con distintas recetas.

Etiquetas
Comentarios