Despliega el menú
Economía

Los 10 trabajos que se disparan en Navidad

En esta época navideña se produce una subida del empleo en ciertos sectores que demandan personal por el aumento de sus necesidades.

La Navidad conlleva el aumento del empleo temporal  en algunos sectores.
La Navidad conlleva el aumento del empleo temporal en algunos sectores.
Freepik

La época navideña, además de ilusión y magia, viene acompañada del aumento del empleo en ciertos sectores, que demandan a personal por las largas jornadas de trabajo y las necesidades asociadas a este época. Así que, ¿cuáles son algunos de los 10 trabajos que se disparan en Navidad? 

Dependientes: como no podía ser de otra forma, uno de los empleos que más se disparan es el de dependiente. Los establecimientos comerciales incrementan sus necesidades en esta época debido al aumento del consumo por los regalos navideños. La paciencia y la buena atención son los aliados fundamentales de estos trabajadores. Ayudantes de las figuras más icónicas: ya se conoce la cantidad de ayudantes que necesitan sus Majestades de Oriente y Papá Noel. Todo el que esté dispuesto a ayudarles, puede encontrar aquí un ilusionante empleo.  Empaquetadores de regalos: Navidad es la época de los regalos por excelencia y hay quienes dan mucha importancia al envoltorio de los regalos. Por ello, se demandan empaquetadores que se dediquen a envolver con mimo y cuidado las compras de los clientes.  Promotores: para promocionar productos y 'enganchar' al posible consumidor, se contrata personal que ofrezca pruebas de lo que se pretende vender. La capacidad de explicación y la labia son indispensables para estimular el consumo.  Trabajo en hostelería: tanto camareros, como cocineros, personal de guardarropa, DJ'S y demás empleos relacionados con el mundo de la hostelería disparan su demanda en esta época. Cenas de empresa, comidas y cenas familiares y los cotillones hacen de este sector uno de los que más empleos genera en Navidad. Transportistas y personal de almacén: las grandes cantidades de mercancías que se mueven en estas fechas, hacen necesario que se incremente el número de transportistas  y del personal de almacén que distribuyan y administren todos los productos.  Animadores: fiestas escolares, talleres navideños, cuentacuentos, actuaciones musicales y todo lo necesario para entretener e ilusionar a los más pequeños. Esta es la labor de los animadores, que también ven en navidad la oportunidad de hacer el agosto.  Personal para atención al cliente: también debido a la gran cantidad de mercancías que se mueven en Navidad, es necesario alguien que atienda los posibles problemas que puedan surgir respecto al cliente.  Maniquí humano: aunque no es específico de la época navideña,  sobre estas personas se diseñan las tallas que luego se venderán en el mercado. Así, los meses previos a la Navidad, puede ser una buena oportunidad para dedicarse a este curioso y poco habitual trabajo.  Filero: sin duda, aunque es un trabajo poco corriente, resolvería la impaciencia y la pérdida de tiempo en las filas que se forman en los comercios para pagar los productos. ¿A quién no le interesaría contratar a alguien que hiciera la fila por él?

Etiquetas
Comentarios