Despliega el menú
Economía

Aumenta la cautela de los empresarios aragoneses hacia el futuro económico

El balance del trimestre en curso ofrece una valoración mucho más favorable que las perspectivas sobre el siguiente.

Los empresarios aragoneses muestran una mayor cautela hacia el futuro económico que al inicio de 2016y desciende su confianza en el tercer trimestre del año, hasta alcanzar un valor de 6,1 puntos, según el Índice de Confianza Empresarial (ICE).

El estudio, elaborado por la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio de Aragón e Ibercaja, revela un descenso significativo de este indicador, además de una moderación del optimismo empresarial, que se aleja de los niveles máximos alcanzados en los primeros meses del año, ha informado este viernes la Cámara de Comercio en una nota de prensa.

Además, este trabajo muestra que el balance del trimestre en curso ofrece una valoración mucho más favorable que las perspectivas sobre el siguiente. Tanto el índice de expectativas como el índice de situación decrecen de forma importante y alcanzan unos valores respectivos de 3,7 y 8,5, aunque ambos continúan en niveles positivos. Según los encargados del estudio, de ello se desprende una opinión en conjunto favorable de los empresarios sobre la situación económica. 

Por sectores, la confianza de industria y construcción decrece con fuerza y se sitúa en el 7,8 -frente al 14 anterior- en un escenario en el que los riesgos geopolíticos han añadido nuevas dosis de incertidumbre que se traslada a la actividad de las empresas, especialmente a las industriales. Por su parte, comercio y servicios arrojan un nivel de confianza (3,8) muy inferior al del trimestre anterior (11,3), si bien el indicador se mantiene en valores positivos.

La debilidad de la demanda (56 %) y el aumento de la competencia (17,6 %) son los factores que limitan en mayor medida el nivel de actividad de las empresas aragonesas, según los encuestados.

Las ventas siguen siendo el indicador del ICE que logra un mejor comportamiento, por encima del empleo y la inversión, ya que casi el 30 % de las empresas de Aragón ha mejorado la facturación en comparación con el trimestre anterior.

El índice recoge la situación de las empresas aragonesas en el tercer trimestre de 2016 (julio-septiembre) y sus expectativas para el cuarto (octubre-diciembre). Los empresarios responden también sobre los factores que limitan su actividad y su metodología se basa en entrevistas a empresas, que exponen su visión de la coyuntura en siete variables: facturación, empleo, inversión, precios de venta, exportaciones, morosidad y endeudamiento.

Etiquetas
Comentarios