Despliega el menú
Economía

La banca ralentizará la devolución del dinero cobrado de más por las cláusulas suelo

Forzará a los afectados que quieran reclamar a acudir a la vía judicial a la espera de lo que determinen los jueces.

La alegría de los dos millones de ciudadanos afectados por la aplicación de las cláusulas suelo en sus hipotecas se está evaporando a medida que pasan las horas. La postura que están tomando las entidades financieras para hacer frente a la resolución de este conflicto tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) no es la que muchos clientes esperaban. No solo porque todos los bancos ha mostrado su negativa a devolver ese dinero de forma instantánea y generalizada. Sino porque derivan cualquier decisión final, directamente o de forma insinuada, a lo que determinen los jueces.

Varios grupos financieros ya han dado a conocer cuál será la línea a seguir tras el fallo de Luxemburgo. "Les corresponde ahora a los jueces y tribunales españoles concretar la aplicación de los criterios establecidos por el TJUE a los procesos judiciales sometidos a su conocimiento", aclararon desde BBVA. También desde el Popular afirmaron que "es fundamental conocer la adaptación de la resolución por los jueces españoles, incluido el periodo para que los bancos afectados efectúen el pago de las cantidades previstas". Incluso el Sabadell sostiene que sus suelos son legales.

La Asociación Española de Banca señaló que es necesario aclarar "cómo se trasladará a la jurisprudencia española, porque no existen precedentes de casos parecidos". Y fuentes del resto de entidades afectadas se mostraron en la misma línea, aunque en algunos casos se encuentran estudiando cuál es la postura a tomar para determinar sus implicaciones.

A pesar de que los bancos se manifestaron "abiertos a una interlocución directa con sus clientes a fin de agilizar la aplicación" del fallo, según la patronal, será por la vía de las reclamaciones judiciales por donde se canalizarán las devoluciones completas de todo el dinero cobrado de más. Porque solamente con el pronunciamiento de un juzgado, o del Tribunal Supremo si el caso llega hasta esta última instancia, un banco estará obligado a reintegrar el coste de limitar los intereses de las hipotecas de sus clientes. Ningún hecho les obliga a actuar de forma contraria, salvo que lo hagan particularmente caso por caso.

De hecho, el Supremo tiene previsto reunirse en enero para "ajustar su jurisprudencia" al pronunciamiento comunitario. Lo hará la Sala de lo Civil para resolver una cuestión aparcada en abril relativa a un recurso de Unicaja contra una sentencia de la Audiencia de Jaén en la que ya se determinaba la retroactividad total de las devoluciones por una cláusula suelo. Entonces, el Supremo esperó a que fuera el TJUE el que fijara su posición.

Litigios costosos

Se trata de la misma estrategia que la banca ha desarrollado para eliminar las cláusulas suelo de sus préstamos hipotecarios. Al no estar obligadas judicialmente a anular esta condición de los contratos, cada entidad lo ha ido estableciendo en el momento que consideraban oportuno, y no de forma masiva.

Ninguna entidad financiera española ha devuelto a todos sus clientes afectados el dinero cobrado de más hasta mayo de 2013, tal y como establecía el Alto Tribunal. "Solo lo han hecho de forma esporádica con tendencias firmes", señalan fuentes próximas a la banca. El problema para los hipotecados es que no todos se atreverán a enfrentarse a un proceso de esta envergadura, aunque tengan el respaldo del criterio aceptado por el Tribunal de Luxemburgo. La probabilidad de éxito es elevada, pero el coste económico y el esfuerzo pueden retraer a muchos usuarios a actuar.

Etiquetas
Comentarios