Despliega el menú
Economía
#YoComproEnAragón

Lacasa encara con "buenas expectativas" el final de 2016, en el que prevé crecer un 10%

El grupo aragonés innova esta Navidad con un guirlache de caramelo y un turrón de ‘coulant’ de chocolate.

Imagen de archivo de las instalaciones de Lacasa en Utebo durante la elaboración de turrón.
Imagen de archivo de las instalaciones de Lacasa en Utebo durante la elaboración de turrón.
A. Navarro

Llega la Navidad, y con ella, el grupo aragonés Lacasa se hace más presente, si cabe, en los hogares españoles. Una época "especial" también para la centenaria empresa familiar que cuenta con una larga tradición turronera, ya que es precisamente durante los últimos meses del año cuando comercializa el 90% de las ventas de sus dulces navideños. De hecho, hasta el mes de octubre el repunte de las ventas se acercaba al 6,4%, una cifra que la compañía prevé incrementar hasta el 10% a final de 2016, dado que noviembre y diciembre coinciden con uno de los periodos de mayor actividad comercial de esta firma. Dicho en cifras absolutas, este grupo que nació hace 164 años en la localidad oscense de Jaca y se ha convertido en una de las compañías chocolateras líderes del mercado, cerrará 2016 con una facturación total superior a los 140 millones de euros, un 10% más que en el ejercicio anterior, confirma su director de Márketing, Luis Román.

Sus "buenas perspectivas", destaca Román, no se deben solo a que diversos estudios especializados hablan de una mayor confianza del consumidor que puede animar las compras, sino al esfuerzo y al trabajo realizado por esta compañía que aúna tradición con constante innovación. Una fórmula de éxito que, como sucede años tras año desde 1943 –cuando Lacasa sorprendió al mercado lanzando el primer turrón de praliné (chocolate con almendra?)– repite también en estas navidades de 2016.

Este año y para hacer honor a la experiencia que le confiere haber cumplido ya más de siglo y medio de vida y tomando como referencia uno de los turrones con mayor identidad aragonesa, Lacasa innova con una nueva variedad de la familia del guirlache, elaborado esta vez con almendras tostadas, caramelo fundido y un toque de semillas de sésamo. Entre los más 10 millones de pastillas de turrón que produce al año se ha colado también este 2016 un turrón que recoge la receta ‘inventada’ por un chef francés: el ‘coulant’ de chocolate, o lo que es lo mismo, un praliné de bizcocho relleno con chocolate fundido. Variedades que se unen a la amplia oferta navideña de Lacasa, que incluye, por supuesto, los tradicionales duro y blando y se completa con sorprendentes propuestas que incluye más de 20 orginales sabores, además de trufas, bombones o divinos (almendra recubiertas de chocolate).

El mercado nacional es el principal destino de este tipo de producto, que se caracteriza también, reconoce Román, por su estacionalidad. Sin embargo, el director de Marketing de la firma aragonesa explica que los turrones de Lacasa también conquistan paladares internacionales. "La calidad es una palanca para la exportación", señala Román, que explica que los principales mercados exteriores –donde las ventas de turrón español están creciendo notablemente– son Europa, especialmente Francia, Italia y Portugal, pero también Estados Unidos y Latinoamérica, con Chile a la cabeza "que es un gran consumidor de este tipo de dulces navideños".

Crecimiento sostenido

Las buenas expectativas de negocio de este grupo aragonés, que cuenta con tres factorías en España –Utebo (Zaragoza), Quintanar de la Orden (Toledo) y Oviedo– en las que elabora la amplia gama de productos que comercializa bajo las marcas Lacasa, Lacasitos, Conguitos, Mauri o Uña no terminan con este 2016. De hecho, las previsiones de la compañía familiar aragonesa cuyo origen se sitúa en la localidad oscense de Jaca es alcanzar los 200 millones de euros en cuatro años, explica Román. Una cifra que supone duplicar en 2020 los resultados con los que la firma terminó el ejercicio pasado.

"Máxima calidad, mayor productividad y un cuidado servicio que sitúa siempre en el centro de nuestro trabajo al consumidor". Son las claves que, según el director de Marketing, explican la buena evolución de esta compañía en un escenario marcado por la crisis, en la que "el sector en su conjunto, en el que aún no se han dejado notar los efectos de la recuperación, apenas crece a ritmos del 1%".

La buena marcha de la compañía ha ido acompañada también de inversiones. Como confirma Román, Lacasa ha realizado este año inversiones en la planta de Utebo por valor de seis millones de euros, una cuantía que ha tenido como destino la modernización de maquinaria así como la adecuación o ampliación de líneas. Se han realizado además una media de 18 contrataciones más, con lo son la plantilla zaragozana suma 515 empleados, que se elevan a 700 con el resto de fábricas del grupo.

Etiquetas
Comentarios