Despliega el menú
Economía

Longás: "No hay marcha atrás en la digitalización, que precisa más de talento que de capital"

En una economía global, no existen fronteras para el conocimiento, dice el responsable de BSH España.

En la era digital la competencia empresarial va a ser por el talento. "Hay una lucha sin cuartel por parte de países y empresas en su captación", aseguró ayer José Longás, director general de BSHEspaña, en su intervención en el foro sobre empresa, innovación y desarrollo humano, organizado por el Capítulo Español del Club de Roma con el apoyo de Obra Social La Caixa que tuvo lugar en Caixaforum.

En una economía global, reflexionó el directivo, "no hay fronteras para el conocimiento por lo que la deslocalización industrial vivida en los últimos 25 años se transformará ahora en la deslocalización del talento", anticipó. Por eso, la multinacional que dirige en España incrementa cada año los recursos destinados a la innovación tecnológica. "La digitalización es un camino sin marcha atrás, es transversal a todos los sectores de la economía y todos los ámbitos de la vida. Y no precisa del manejo de grandes sumas de capital, pero sí de talento", advirtió. A su juicio, el talento "democratiza" la innovación y hay que saber retenerlo.

Longás recordó que la Industria 4.0 es ya una realidad. "Estamos pasando de la conexión entre sí de miles de millones de personas vía telefonía móvil a la interelación de millones de objetos y la transferencia de información entre ellos o ‘internet de las cosas’ –hay estimaciones que hablan de que en 2020 habrá más de 50.000 millones de objetos comunicándose entre sí– lo cual está revolucionando la economía y la forma de vida tradicional". Las fábricas interconectadas con los sistemas de demanda y una automatización cada vez mayor son pilares, dijo Longás, de esta era digital que ya está aquí e implica una nueva revolución industrial cuyo motor principal es el talento.

El valor del equipo humano

Una revolución, que como todas, no puede hacerse sin las personas. A la importancia de los Recursos Humanos en las empresas y la implicación tanto de mandos intermedios como de empleados en general, se refirió también Juan Fabre, empresario y fundador de Memory Set (firma mayorista de productos informáticos) y creador de las tiendas de K-tuin –con una facturación de 200 millones que dan empleo a 180 personas–, que intervino también como ponente en este foro. "Sin el compromiso de las personas es muy difícil llevar a buen puerto un proyecto empresarial", dijo, y puso como ejemplo la compañía que fundó en 1994. "Memory Set nació con un capital social de 60.000 euros y en 2005 estaba facturando ya 605 millones. Este año –con la adquisición por parte de Esprinet –firma italiana que compró Memory Set hace diez años– del total de Vinzeo Technologies facturará unos 1.200", indicó.

Esa cifra de negocio y generar un volumen de unos 500 empleos en Plaza es fruto de tener la mente despierta, siempre atenta a la innovación y rodearse de un buen equipo, explicó Fabre. Sin olvidar, añadió, el papel jugado por la situación geoestratégica de la capital aragonesa. "Al estar a 300 kilómetros de los principales mercados, Zaragoza copa el 84% del consumo de tecnología". De ahí, que el nombre de ‘campus 384’ dado al área de Esprinet en Plaza.

Etiquetas
Comentarios