Economía
Suscríbete por 1€

Fernando Merino: “Las pymes han sido la clave para salir de la crisis y lo serán para bajar el paro”

El director territorial norte de Banco Popular espera que de las elecciones salga un gobierno fuerte, que sepa lo que hay que hacer y que profundice en las reformas.

Fernando Merino, director territorial norte del Banco Popular el pasado miércoles en Zaragoza.
Fernando Merino, director territorial norte del Banco Popular el pasado miércoles en Zaragoza.
Oliver Duch

¿El exceso de liquidez en el mercado puede poner en riesgo la recuperación económica?

Aunque a corto plazo parece que puede ser peligrosa, creo que es una buena herramienta y que no pone en peligro el crecimiento. Al revés, impulsa que el ahorro en vez de estar invertido en operaciones pasivas, vaya presentando mayor apetencia de riesgo y pueda trasladarse a actividades productivas que es lo que necesitamos, y también los bancos, que lo que estamos buscando es inversión y, tal vez, tenemos menos oportunidades de dar préstamos de las que nos gustaría. Es la herramienta que el BCE está utilizando para impulsar la economía y pienso que la crisis puede venir por otras incertidumbres, pero no por el exceso de liquidez.

¿Por qué cree que la economía no acaba de tirar?

Tenemos que acostumbrarnos a mucha volatilidad y a no tener la seguridad de antes de 2007. Con respecto al ritmo de crecimiento, claro que nos gustaría que fuera más rápido sobre todo por lo que se refiere a la creación de empleo que es el mayor déficit en nuestra economía. Pero creo que el ritmo no es malo. Este primer trimestre se puede confirmar un crecimiento de un 0,8%, lo que supone un 3,2% anual, es decir, el mismo ritmo que el año pasado, si bien se prevé que a medida que transcurra el año va a ir bajando.

¿Es un lastre para la economía tanta incertidumbre junta?

Sí. En España hay muchas incertidumbres, que se suman a las del mundo con la desaceleración de la economía china y el bajo precio del petróleo. Además, en Europa está la inquietud del ‘brexit’ en el Reino Unido y algunas elecciones importantes a la vista, pero, pese a todo, el consumo sigue funcionando y las empresas, que depende de sectores como la automoción, el aeronáutico o el turístico, están yendo bien y lo que tenemos que aprovechar es que hagan de motores para el resto. Por eso digo que no vamos tan mal, aunque nos gustaría ir mucho mejor.

¿Cree que el paréntesis político nos ha restado inversiones?

Creo que sí, que nos ha restado. La coyuntura internacional ha sido muy favorable y podríamos haberla aprovechado mejor. De cualquier forma, ahora se repiten las elecciones y el resultado no solamente depende de quién esté en el gobierno sino de que el que esté sea fuerte y tenga claro lo que tiene que hacer.

Si sale un gobierno de izquierdas, ¿cree que puede perjudicar la recuperación económica?

Yo creo que lo importante no es si es una mayoría de izquierdas o derechas sino el programa, lo que van a hacer y lo que se puede hacer. Estamos dentro de una unión económica europea y eso se va a respetar. No hay marcha atrás. Unos podrán poner el foco en unas acciones, otros en otras, pero creo que la senda de las reformas y la integración en la UE tienen que seguir adelante. Por eso, lo más importante es que salga un gobierno que sea fuerte.

Y ¿ve fuerte el sistema financiero y la salud de los bancos?

Se ha hecho un esfuerzo muy grande en la banca española. Quedamos muy pocos y pensándolo desde el punto de vista del consumidor y de las empresas no es bueno que fuéramos muchos menos. Es mejor que no haya oligopolios. Creo que a estas alturas no hay ninguna duda y en Europa menos sobre la fortaleza de las entidades financieras españolas, es decir, de la capitalización y el esfuerzo que han hecho desde 2008. Las dudas vienen ahora sobre cómo vamos a conseguir rentabilidad con los tipos tan bajos.

¿Cree que el sistema financiero ha hecho suficiente examen de conciencia?

De lo que se ha hecho mal no hay nada que decir. Sí que tendremos que progresar y mejorar en nuestra imagen reputacional como empresas de servicios que somos y creo que eso se está trabajando en casi todas las entidades financieras.

¿Qué posicionamiento tienen en Aragón?

De contratación nueva, en lo que es Aragón superamos los cien millones. Los sectores que más están tirando son el agroalimentario, la automoción y la logística.

En 2016, ¿piensan aumentar el crédito concedido?

Nuestro objetivo es siempre crecer. El Banco Popular en Aragón tiene una cuota de mercado en créditos de 4,5%, inferior a la del grupo que es un 7%. Por tanto, hay mucho camino por recorrer para acercarnos a eso.

Acaban de adquirir el negocio de Barclaycard integrando a sus 300 trabajadores, ¿es una operación para crecer?

Desde luego. Es estratégico para nosotros tanto aquí como en Portugal. Igual que enfocamos el negocio a inversión en pymes, captar recursos minoristas y la financiación al consumo son otras patas de nuestro negocio. Para el consumo integramos ya la red de sucursales de Citibank por el negocio de medios de pago que tenía, y ahora Bancopopular-e, nuestra filial en internet, ha cerrado la compra del negocio de Barclaycard en España y Portugal para fortalecer lo que teníamos antes y convertirnos en uno de los agentes principales de financiación al consumo, vital para la actividad de nuestro banco.

¿Han estado las pymes a la altura de las circunstancias?

Es verdad que en España necesitamos que el tamaño medio de las empresas crezca, pero no hay que olvidar que una de las claves de la salida de la crisis ha estado en la competitividad y la calidad en la gestión de los empresarios de las pymes, que no se han echado para atrás sino que han tirado del resto del país para salir de la crisis. Es verdad que han desaparecido muchas, pero las que han quedado son más fuertes, más competitivas y mas exportadoras. Eso garantiza el futuro.

Pero, ¿no cree que es algo utópico pensar que las pymes son las que van a reducir la dramática tasa de paro del país?

No, no lo es. Las pymes han sido la clave para salir de la crisis y van a ser la clave para lograr que la economía se estabilice y baje el paro. De verdad creo que las pymes sí pueden solucionar el tema del desempleo, pero necesitan seguir creciendo y que les pongamos las cosas fáciles.

¿Y cree que las elecciones dentro de mes y medio, no serán un nuevo factor de estancamiento?

Confío en que las elecciones permitan al final que los partidos políticos lleguen a un acuerdo que les permita seguir profundizando en las reformas que se estaban haciendo para impulsar la economía, los sistemas productivos y las pymes de este país.

¿A qué reformas se refiere?

No solo son reformas económicas sino del sistema educativo para acercarlo a las empresas, del mapa de infraestructuras, de la apuesta por la industria y aquellos sectores que más pujanza están teniendo. Habría que borrar las incertidumbres legislativas o políticas para evitar que cada comunidad autónoma pueda ir por su lado. Para todo eso, es vital ponernos todos de acuerdo y profundizar en la UE que nos viene muy bien a todos, no solo por la parte económica sino de derechos y profundización de la democracia. Todas estas reformas solo se pueden hacer si hay un gobierno fuerte, no sé de cuantos partidos, pero fuerte.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión