Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Cargill lleva a Mequinenza su fabricación española de piensos

Cerrará su planta de Colmenar y trasladará la producción a la empresa zaragozana, en la que invertirá 20 millones.

La multinacional de origen estadounidense Cargill ha decidido unificar en una sola planta toda la producción de nutrición animal que tiene en España y que comercializa bajo la marca Nutral SCA. Para ello cerrará su fábrica en Colmenar Viejo (Madrid) y ampliará las instalaciones de la planta que dispone en la localidad zaragozana de Mequinenza en la que emplea a unos 40 trabajadores.

Así, la fábrica zaragozana recibirá una inversión de 20 millones de euros con los que, según explican desde la compañía, se levantará una nueva planta dotada de la más moderna tecnología, que además generará 20 nuevos puestos de trabajo.

"Teníamos que ampliar una empresa en España y pensamos que Mequinenza es un punto estratégico porque está situada en un gran centro de producción ganadera en España", destacan fuentes de la empresa para explicar la decisión de la multinacional de impulsar la planta aragonesa, convencidos de que esta inversión "fortalecerá la posición de liderazgo de Cargill en el mercado español de la alimentación animal y mejorará el servicio al cliente, la logística y los sistemas de distribución".

A finales de 2017

Hasta ahora la planta de Mequinenza producía alimentación específica para el sector porcino y era de la Colmenar Viejo la que se ocupaba de las elaboración de piensos y correctores para el resto de ganaderías. Con la nueva planta, será la fábrica aragonesa la que se ocupe de la fabricación de todos estos productos.

La construcción comenzará "en breve" y esta multinacional con base en Minessota que opera en España desde 1960, prevé que las nuevas instalaciones estén operativas a finales de 2017. Será entonces cuando cesará la producción en Colmenar Viejo, situación que afectará, según la compañía, a unos 40 trabajadores a los que se ofrecerá la posibilidad de ocupar los nuevos puestos de trabajo que se prevé crear en Mequinenza. "Cargill trabajará en estrecha colaboración con los empleados y sus representantes sindicales durante el proceso de transición", destacan desde la compañía.

La multinacional, que llegó a Mequinenza en el año 2000, cuenta en su negocio de nutrición animal con 17.000 empleados repartidos en 275 plantas de 40 países desde las que ofrecen productos y servicios a ganaderos y minoristas de piensos de todo el mundo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión