Despliega el menú
Economía
Suscríbete

La revisión de las emisiones de los 30 coches más comercializados se prolonga un año

Industria afirma que los test de contaminación son tan complejos que no prevé resultados hasta septiembre, cuando se cumpla un año del escándalo de Volkswagen.

El ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, en la fábrica de Ford en Valencia.
El ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, en la fábrica de Ford en Valencia.
Efe

Los trabajos encargados por el Ministerio de Industria para comprobar el nivel de las emisiones reales de los coches en España están siendo tan complejos que el departamento dirigido por José Manuel Soria admite que el proceso se prolongará durante buena parte de 2016. Es previsible que los ensayos "requieran una parte importante del año para su finalización", admiten en el Ministerio, que se había propuesto examinar la contaminación de los vehículos más vendidos en coordinación con otros países europeos para evitar otro escándalo como el de la manipulación de los sistemas informáticos de Volkswagen.

Podría ser en septiembre, cuando se cumpla un año de la crisis de la firma alemana, el momento en el que Industria tenga todos los datos sobre la mesa sobre las emisiones de los 30 coches más comercializados en España. El objetivo del servicio técnico que los realiza indica que se podrán realizar "de dos a tres ensayos al mes". Entre enero y febrero se han analizado cuatro modelos desde que comenzó esta inspección. Se trata de trabajos "técnicamente complejos y que requieren un equipamiento y una preparación distinta" para cada uno de los coches, lo que hace el análisis "muy extenso", indican fuentes de Industria. La compañía encargada para esta labor es Applus-Idiada, especializada en diseño, ingeniería, ensayos y servicios de homologación para la industria del automóvil.

En otros países donde también se están realizando esas mismas pruebas ya se conocen los primeros resultados de los test. De hecho, cada Estado miembro de la Unión Europea deberá facilitar a la Comisión las conclusiones de los trabajos desarrollados en sus respectivos territorios para ponerlas en común con los países vecinos y tomar las medidas correspondientes, en caso de que sea necesario. En Francia, por ejemplo, la ‘comisión Royal’ de Medio Ambiente ha detectado que las emisiones en determinados vehículos de Renault eran mayores de lo que indicaban las fichas técnicas, aunque no ha encontrado ningún rastro de manipulación en los motores.

El próximo miércoles se reunirá por primera vez la Comisión de Investigación sobre la Medición de las Emisiones de Automóviles del Parlamento Europeo para elegir a su presidente durante el próximo año. En este sentido, el secretario general de la Asociación Europea de Fabricantes, Erik Jonnaert, ha reconocido "la necesidad urgente de las nuevas pruebas aunque representen un reto para la industria". A su juicio, la nueva situación provocará que los costes de fabricación aumenten entre 600 y 1.300 euros por vehículo. Parte de la industria ya da por hecho que los resultados de estas pruebas mostrarán unos índices de contaminación mayores que los inicialmente definidos en cada modelo, porque las condiciones de circulación por carretera no son iguales a las pruebas que se hacen en los laboratorios. El objetivo del procedimiento es determinar el nivel real de emisiones de óxido de nitrógeno (NOX) o dióxido de carbono (CO2) en condiciones reales de conducción.

Desde que se puso en marcha esta iniciativa, Industria ha mantenido sigilo tanto a la hora de informar sobre los vehículos que se revisarían, como la forma de hacerlo. El ministro Soria negó la posibilidad de que los conductores puedan verse afectados con la retención de sus vehículos. Y, para poder utilizar coches del parque que ya están en funcionamiento, optó por utilizar los modelos de las agencias de alquiler que estas casas ponen a disposición de sus usuarios. El Ministerio de Industria sí dejó claro que se analizarán los 30 modelos más vendidos, la mayoría de gama media.

Esta investigación continúa en paralelo a la revisión de los coches afectados por la manipulación de sus sistemas que Volkswagen va a desarrollar desde marzo, cuando todos sus talleres estén en disposición de habilitar los sistemas adecuados para que las emisiones de los coches no

sean engañosas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión