Despliega el menú
Economía
Suscríbete

GM España suma 11.000 coches a su previsión de producción para 2016, que queda en 356.000

La dirección empezó ayer a negociar con el comité un ERE de 35 días máximo por trabajador hasta el 30 de abril de 2017.

Un año de transición, muy parecido en volumen al año pasado. Así será este 2016 para la factoría zaragozana de Figueruelas, que ha visto mejoradas sus previsiones en estos dos primeros meses. Si a finales de 2015 la estimación, según datos del Foro del comité europeo, era fabricar unos 344.000 coches, la demanda de unos 11.000 más, que ayer trasladó la dirección al comité de empresa al iniciar las negociaciones del nuevo ERE, hace que se pueda hablar ya de unas 356.000 unidades previstas para fabricar en este ejercicio.

Una cifra todavía bastante por debajo de la capacidad total que tiene la fábrica –pese a que en 2015 ya se haya producido un 12% más que en 2014– y que hace necesario, según la compañía, solicitar un nuevo ERE suspensivo por causas productivas por doce meses –del 27 de marzo de este año hasta el 30 de abril de 2017– y para toda la plantilla con un máximo de 35 jornadas por empleado. Que se usen todas o no dependerá de la evolución del mercado, indicaron desde la multinacional, recordando que este expediente es "comparativamente menor" al del año pasado, que fue de 30 jornadas y solo para la segunda mitad de 2015, es decir, para seis meses. En cuanto a las condiciones del ERE, serán las ya acordadas en el convenio colectivo: 22% de complemento con garantía de un mínimo del 65% y un máximo del 80% del salario.

Como en el ERE aplicado el pasado año, la mayoría de los paros técnicos o turnos no productivos se señalarán en la línea 2, la del Corsa, y en la línea flexible en el turno de noche, mientras que en la línea 1 del Mokka apenas se fijarán paros dada la gran demanda que tiene esté modelo salvo que por el Meriva se haga necesario parar alguna jornada.

De momento, todavía no se ha hecho necesario fijar ningún día de ERE, aunque la dirección, en la reunión de ayer, anticipó que tal vez haría falta aplicarlo en el turno de noche del domingo 27 al lunes 28 de marzo, justo después de Semana Santa, pero sin haberlo confirmado. Por parte del comité, también se avanzó a la dirección la necesidad de convertir los contratos vía relevo que se produzcan en 2017 y 2018 en contratos indefinidos para garantizar el mantenimiento del empleo. Si bien, por parte de la compañía se indicó que todavía no se podía suscribir dicho compromiso. Previsiblemente, a medida que se vaya negociando este ERE –la próxima reunión es el jueves, día 3– se produzca algún avance en este sentido.

Respecto a cuando se producirán los lanzamientos de los nuevos modelos, el calendario de este ERE, en vigor hasta final de abril de 2017, hace pensar que tendrá lugar en primavera de ese año. Fuentes oficiosas hablan de que el nuevo Meriva se lanzará en abril pero que el sucesor del C3 Picasso tendrá que esperar hasta agosto del año que viene. Del nuevo Corsa, que se lanzará en 2018, tampoco hay fecha oficial de momento, aunque fuentes de la representación de los trabajadores se temen que ese año se perderá la exclusividad del cinco puertas, dado que, según habrían anunciado desde IG Metall, la planta de Eisenach los haría también para cumplir con el reparto de producción que tiene con Figueruelas (28%/72%) y al que no estaría llegando.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión