Despliega el menú
Economía
Suscríbete

La depreciación del euro impulsa un 10,5% las exportaciones de maquinaria agrícola

América Latina y Asia son los mercados con mejor comportamiento, dice Agragex.

Ante la apatía del mercado español, donde se vende "poco y con poca alegría", las empresas de maquinaria agrícola están salvando los muebles en los mercados exteriores. Según los datos presentados ayer en FIMA por la Asociación Española de Fabricantes-Exportadores de Maquinaria Agrícola y sus Componentes, Invernaderos, Protección de Cultivos, Sistemas de Riego, Equipamiento Ganadero, Salud y Nutrición Animal, Maquinaria Forestal, de Biomasa y de Post-cosecha (Agragex), durante el pasado año sus exportaciones sumaron los 952 millones de euros, cuando un año antes el valor de estas ventas sumó los 1.053 millones.

La cifra es engañosa porque aunque parezca lo contrario, la facturación en el extranjero ha crecido un 10,5%. Tiene una explicación, señaló el director de esta organización, Jaime Hernani, que detalló que el pasado año se dieron de baja de la asociación dos importantes laboratorios de sanidad animal que tienen ya un gran tamaño y una estrategia comercial que no necesita a Agragex. Las exportaciones de ambos laboratorios sumaron en 2014 un valor de 150 millones de euros, por lo que sin esta aportación (que no ha existido en 2015) las ventas en el exterior el pasado año se situaron en 903 millones.

El motivo de la mayor alegría exportadora hay que buscarlo en la moneda comunitaria y su depreciación ante el dólar. "Pasar de un euro a 1,35 dólares a uno que cotiza a 1,10 es suficiente para que los mercados de América Latina, que cuando la moneda estaba cara compraban en China, pidan ahora maquinaria española porque ahora compensa adquirir calidad", destacó Hernani. Eso explica que la exportación al mercado latinoamericano haya registrado un incremento del 30%, con México a la cabeza, donde el aumento superó el 40%.

Un euro más barato también ha abierto más puertas en Asia, también dolarizados, y, sin embargo, la industria de maquinaria no ha notado una mejora de las ventas en Estados Unidos. "Las pocas industrias que venden allí lo hacen en euros porque en general las empresas pequeñas tienen miedo de trabajar con divisas", detalló Hernani.

Sin olvidar África

La maquinaria agrícola española continúa mirando también hacia el Norte de África, a pesar de que tras 2011 se perdieron plazas como Libia y Túnez, "donde no se vendía mucho". Agragex no se olvida de mercados tan complicados como Sudán, Etiopía, Nigeria, Argelia o Costa de Marfil, donde ya tienen prevista misiones comerciales para 2016. Mientras, la exportación española ha perdido terreno en Europa, hacia donde hace apenas unos años se dirigían más del 60% de las exportaciones. "Hoy ese mercado ha bajado al 45%", destacó el director de Agragex, que insistió en que "hemos diversificado riesgo porque hoy en día el mercado europeo no es tan seguro, y está en crisis", explicó.

Según los datos de Agragex, las exportaciones a Francia cayeron un 30% tras la eliminación de subvenciones; Portugal se mantiene como puede y el mercado alemán "está muy delicado".

Y en España, donde queda lejos aquella "lujuria compradora" de 2007, la incertidumbre política está paralizando las inversiones, lamentó Hernani.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión