Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Bueno, bonito, grande... y no precisamente barato

Los tractores de mayor potencia, la maquinaria más cara o los diseños más deportivos. De todo ello puede disfrutarse en la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola.

Agco, el mayor expositor de FIMA muestra el tractor de más potencia expuesto en el certamen.
Agco, el mayor expositor de FIMA muestra el tractor de más potencia expuesto en el certamen.
F. Z.

Todo en FIMA es grande. Se ha contado durante estos días. Su superficie, el número de empresas expositoras, la afluencia de público en los primeras jornadas, el número de innovación. Y por supuesto, la maquinaria. Porque al profesional y sobre todo al profano lo que más llama la atención cuando cruza las puertas del recinto ferial son los impresionantes tractores o las inmensas cosechadoras. Así, el recorrido por los once pabellones que ocupa la 39 edición de FIMA exige una parada obligada en el expositor más grande. Lo ocupa Agco, un gran grupo de maquinaria agrícola cuyo stand ocupa más de 3.000 metros cuadrados y en el que puede verse uno de los tractores estrella de la feria. Es un alemán Fendt 1000 Vario que tiene una potencia de nada más y nada menos que 521 CV. Su precio también está a la altura, ya que para adquirir esta fantástica herramienta hay que desembolsar alrededor de 400.000 euros.

Pero, en contra de lo que pueda parecer, no son los tractores, ni siquiera esas inmensas cosechadoras equipadas con cabinas más propias de un avión las que tienen el récord de precio. Los aparatos más caros del sector –explican los expositores– son las picadoras de forrajes. Su precio puede incluso alcanzar el medio millón de euros y aunque lucen flamantes en algunos de los expositores de FIMA, lo cierto es que son precisamente las máquinas más fotografiadas por los visitantes. "No es una máquina de las que se venda mucho en España", recordaba ayer un representante de New Holland, que destacaba, sin embargo, que pese a ello el pasado año se vendieron en el mercado nacional 30 picadoras. Y eso es una gran cifra.

En FIMA puede verse también el tractor más bonito. Lleva el sello de Lamborghini. Sí, ese constructor de deportivos de lujo que mucho antes de lanzarse a competir con Ferrari ya era fabricante de maquinaria agrícola. Su impecable tractor blanco tiene el premio al el mejor diseño del año.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión