Economía

Nurel abre una planta de bioplásticos con la que duplicará su producción en Malpica

El proyecto se completará en cuatro años e incluye crear 90 puestos de trabajo.

José Longás (Club de Excelencia en Sostenibilidad) y Juan Ignacio Garcés (cátedra Samca).
José Longás (Club de Excelencia en Sostenibilidad) y Juan Ignacio Garcés (cátedra Samca).
francisco jiménez

Nurel ha puesto en marcha una nueva planta en sus instalaciones del polígono Malpica de Zaragoza para fabricar bioplásticos. La factoría tiene una capacidad para producir 8.000 toneladas de biopolímeros y el proyecto incluye alcanzar las 27.000 toneladas en cuatro años, lo que permitiría duplicar la producción actual que suman las otras dos líneas, explicó ayer Miguel Ángel Caballero, director general de Nurel Engineering Polymers. Respecto a la inversión, solo dijo que será "importante", pero no la cuantificó. Las instalaciones empezaron a trabajar en noviembre pasado y una vez funcionen al 100% el objetivo es crear 90 empleos, añadió.

La nueva división "verde" de la firma ha sido el resultado de cinco años de investigación y comercializará sus productos bajo la marca Inzea. Estos se elaboran a partir del almidón y otras materias y van destinados a la fabricación de plásticos para cubrir cultivos en agricultura, bolsas y envases de plástico de un solo uso como los productos de cáterin y cápsulas de café, entre otros. Desde la compañía del grupo Samca afirmaron que son biodegradables en un 100% y desaparecen de la naturaleza en seis meses, frente a los cientos de años que tarda el plástico tradicional en borrar sus huellas. Su reto ahora es que su origen sea también totalmente renovable.

La firma química tenía hasta ahora dos líneas de negocio.Por un lado, Nurel Engineering Polymers, plásticos técnicos dirigidos a la fabricación, por ejemplo, de piezas para automóviles o electrodomésticos bajo la marca Promyde. Una segunda línea, Nurel Synthetic Fibers, está especializada en fibras sintéticas como el ‘nylon’ para la industria textil con la marca Novarel. En ambas trabajan unas 250 personas y algunas habrían pasado a la nueva línea.

Nurel factura unos 81 millones de euros, según explicó la compañía ayer durante las jornadas de responsabilidad social y sostenibilidad que organiza la cátedra Samca, el instituto I3A y CREA.

"Nuestros clientes nos piden que seamos más sostenibles y nosotros se lo pedimos a nuestros proveedores", explicó Leyre Quibus, responsable de Márquetin de Nurel Engineering Polymers, durante su intervención. En ella, dio algunas pinceladas de la nueva división de polímeros compostables que entra dentro de la investigación del grupo en nuevos productos para sustituir los derivados del petróleo. Ahora el objetivo es lograr que sean "100% biobasados", planteó. Detalló también otros proyectos sostenibles en los que participa la empresa como una iniciativa europea para preservar la fauna marina. Esta se centra en "recoger y reprocesar" las redes de pesca abandonadas y reconvertirlas en hilo textil.

El grupo aragonés Samca, fundado en 1967, factura unos 850 millones de euros y emplea a 3.500 personas. Opera a nivel global en nueve sectores, en los que se incluye además del químico otros como el cerámico, logístico, renovables, agroalimentación o inmobiliario.

Etiquetas
Comentarios